El donante de los bocetos de los frescos de La Rábida a Nerva recibe el reconocimiento de la asociación española de pintores y escultores

Segun informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, Rafael Botí, hijo del que fuera discípulo cordobés del insigne pintor nervense Daniel Vázquez Díaz y, probablemente, el coleccionista privado de España con mayor número de obras del autor de los frescos de La Rábida, recibirá la Medalla de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores, AEPE. La distinción no se entregará hasta el 21 de diciembre en la sede social de la asociación, sita en la calle Infantas de Madrid.

Botí junto a otro de los bocetos dedicado al Descubrimiento.JPG

+ Información

Los artistas Bea Sánchez y José Miguel Pereñíguez Rodríguez ganan las Becas Daniel Vázquez Díaz 2015

La diputada de Cultura, Elena Tobar, ha dado a conocer los nombres de los dos artistas plásticos que se han alzado ganadores de las Becas de Artes Plásticas Daniel Vázquez Díaz 2015, convocadas por el Área de Cultura de la Diputación de Huelva. La jienense Bea Sánchez, con su proyecto Girls just want to have art, y el sevillano José Miguel Pereñíguez Rodríguez, con su trabajo denominado Ingenios de la lengua vulgar, han sido los flamantes ganadores de la edición de 2015 de estas prestigiosas becas artísticas con una dotación para el primer proyecto de 4.900 euros y de 5.000 euros para el segundo y, una vez realizados estos trabajos artísticos, se expondrán en la Sala Siglo XXI del Museo Provincial que gestiona la institución provincial.

Becas DVD JM Pereñiguez

Según informan desde la Diputación de Huelva a través de nota de prensa, Tobar ha querido reivindicar “la importancia que para todos y cada uno de los artistas plásticos andaluces, y en especial para los noveles, tiene la convocatoria anual de esta prestigiosa Beca de Artes Plásticas Daniel Vázquez Díaz, que se ha convertido en un referente indiscutible para la producción creativa de Andalucía y que ofrece una excelente oportunidad para lograr que proyectos que encierran creaciones de gran calidad y nivel estético cobren ‘vida artística’ gracias al impulso económico y promocional otorgado por esta consolidada beca de arte que concede desde 1993 el Área de Cultura de la Diputación de Huelva”.

Según ha señalado la diputada, esta edición ha sido “muy fructífera” respecto al número de proyectos presentados, ya que se han superado los presentados en las anteriores ediciones contabilizándose un total de 73 trabajos de una enorme calidad artística, de los que 19 son procedentes de la provincia de Huelva. De entre estos proyectos los miembros del jurado, integrado por los artistas Gloria Martín, Manuel Vázquez y Manuel Antonio Domínguez, por el gestor cultural Martín Moniche, y por la comisaria de exposiciones Bárbara Yáñez, han seleccionado a los dos premiados con las Becas de esta edición de 2015.

Durante estas 32 ediciones desde su creación, se han becado un total de 68 proyectos que han sido expuestos con posterioridad en la Sala Siglo XXI del Museo de Huelva, referente del arte contemporáneo en la provincia y que gestiona la institución provincial. Asimismo, los artistas becados han ido donando una obra original de su proyecto a la Diputación, pasando a formar parte de los fondos artísticos de la institución provincial.

El proyecto Girls just want to have art, de Bea Sánchez, toma como base el título de la famosa canción de Cyndi Lauper Girls just wan to have fun (1983), consolidada como uno de los himnos feministas. Pretende aunar música y pintura a través del texto y servir de estímulo y revulsivo para la mujer creativa en una contemporaneidad donde la igualdad y la conciliación soslayan el mundo del arte bajo la apariencia de una “modernidad asexuada o postsexual”, como acuñara el teórico Michel Foucault.

Con este proyecto se generará una producción artística y una investigación científica bajo la misma temática, presentadas a través de obras en óleo sobre lienzo a gran, mediano y pequeño formato y un artículo publicable en una revista indexada mostrada en vídeo. Las obras producidas serán una conmixtión entre pintura figurativa y tipografía, donde se utilizarán frases de condición proactiva y motivadora extraídas de canciones muy conocidas de los años 70, 80 y 90, remitiendo a una generación muy concreta que hoy es mujer laboralmente activa en el mundo del arte, y, en ocasiones, madre o parte fundamental de una familia compleja.

Becas DVD Bea Sánchez

Por su parte, el proyecto Ingenios de la lengua vulgar, de José Miguel Pereñíguez Rodríguez, propone la construcción de una serie de piezas a modo de correlato visual para los refranes glosados por Juan de Mal Lara en su obra La Philosophía Vulgar de 1568. Estas obras -esculturas, objetos, dispositivos mecánicos, dibujos, diagramas- atenderán especialmente a pautas repetitivas y rituales, desarrolladas en el espacio o en la organización del tiempo y el pensamiento, y escondidas en el lenguaje presuntamente espontáneo.

El principal material de construcción para los dispositivos escultóricos será la madera maciza o contrachapada tratada para las condiciones de exhibición pero sin pintar. En cualquier caso, es posible que los diseños acaben incluyendo partes de cristal, elementos metálicos, yeso, etc.

Las Becas Daniel Vázquez Díaz están dotadas con 10.000 euros que se conceden a la producción. Es decir, se financia la ejecución de dos proyectos creativos (5.000 euros como máximo a cada uno de ellos) en cualquiera de las disciplinas de las Artes Plásticas, siempre que previamente hayan sido seleccionados por el jurado. Los artistas disponen del plazo de un año para llevar a cabo sus obras, que serán expuestas en la Sala Siglo XXI de la Diputación de Huelva. Los artistas becados se comprometen, a su vez, a donar una obra original a la Diputación, que pasará a formar parte de los fondos artísticos de este organismo.

El prestigio y las posibilidades que ofrecen estas Becas vienen avalados por la calidad de los miembros que durante tantos años han formado parte del jurado así como por el hecho de que gran parte de los artistas que han sido becados han ido consolidándose en el panorama artístico internacional, como es el caso de Juan del Junco, Jesús Zurita, Jorge Hernández, Pedro G. Romero, Pilar Albarracín, Rogelio López Cuenca, Dionisio González o Mar García Ranedo.

El Vázquez Díaz muestra “Los estratos del tiempo” de Leticia Zamorano

El museo Vázquez Díaz de Nerva expone hasta principio del próximo mes los últimos trabajos de la joven artista Leticia Zamorano que, bajo el sugerente título de “Los estratos del tiempo”, muestra desde un prisma dominado por el expresionismo abstracto más de una veintena de obras de diferentes tamaños impregnadas del paisaje minero que rodea la Tierra de Artistas donde nació.

 

Leticia Zamorano_Fuente: Juan A. Hipólito

Leticia Zamorano_Fuente: Juan A. Hipólito

 

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, se trata de la primera exposición en solitario que Zamorano lleva a cabo en el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo Daniel Vázquez Díaz de Nerva, tras participar en varias colectivas y pasar por ARCO Madrid 2014, junto a otros jóvenes artistas de la tierra, con el proyecto Mina de Estrellas promovido por la Diputación de Huelva, además de participar en la creación artística del “Puente Azul” en el río Tinto a su paso por Berrocal o “Action Art en el reino de las plantas” en Nerva

 

Zamorano recorre cada rincón de la tierra que la vio nacer. La escudriña hasta el más mínimo detalle, como si la estuviera analizando a través de un microscopio. Quiere saber, comprender, ir más allá de la gama de ocres utilizado por el gran Vázquez Díaz en sus tiempos de adolescente por estas tierras mineras. Lo lleva en la sangre, esa que fluye por sus venas con la misma intensidad del rojo que imprime a sus obras. Y el resultado final es sencillamente sorprendente, al punto de llegar al corazón de los que aman esta tierra con la misma intensidad que ella y no dejar indiferente al que busca nuevas sensaciones artísticas con las que vibrar.

 

Leticia junto a Álvarez y Barba_Fuente: Juan A. Hipólito

Leticia junto a Álvarez y Barba_Fuente: Juan A. Hipólito

En el acto de presentación, tanto el director del museo, Juan Barba, como el alcalde de Nerva y su concejal de Cultura, Domingo Domínguez y Juan Carlos Domínguez, respectivamente, además del crítico de arte Pepe Álvarez, se desasieron en elogios hacia esta joven artista nervense cuya inspiración persigue de forma incansable por cada rincón de la Cuenca Minera, desde las escombreras de mineral hasta el cauce del río Tinto.

 

Tanto Barba como los dos Domínguez, alcalde y concejal, coinciden al señalar que, “ya era hora de que Leticia Zamorano tuviera un exposición individual en el museo Vázquez Díaz”. Para el edil responsable del Área de Cultura, “Leticia es un ejemplo de la decidida apuesta que el Ayuntamiento de Nerva mantiene desde hace cuatro años por los jóvenes artistas de la localidad”.

 

La sala de la exposición_Fuente: Juan A. Hipólito

La sala de la exposición_Fuente: Juan A. Hipólito

 

Por su parte, Álvarez cree que, ante las obras de esta artista uno tiene la sensación de ser engullido por una fuerza ajena a la vez que propia, una intensión que desmarca lo habitual y selecciona lo esencial. “La obra de Leticia no es el lugar de operaciones libidinales que engendran polimorfias que teorizara Lyotard. Su obra es estratificación pausada en cuyas pequeñas fisuras la artista deja un resto orgánico. Es el trazo débil y contundente, un abrazo perpetuo entre naturaleza fosilizada y organismo de carne palpitante”, asegura.

 

“Introducid las manos en un pedazo de tierra, más adentro, más, más aún, más, ejerciendo una presión que no cese ante piedra u obstáculo alguno. Sentid como la carne cede ante la amalgama mineral que se abre camino dentro de los tejidos orgánicos de la mano”. Esto hace, según Álvarez, y de qué forma, Leticia Zamorano, “pero con su organismo todo, para trasladarlo luego al lienzo. Un proceso de viscerización que, una vez culminado hace difícil distinguir en su resultante cuerpo uno, el mineral de la víscera”.

El Vázquez Díaz viste sus paredes con arte póvera

El museo Vázquez Díaz ha abierto sus puertas, por primera vez en sus 15 años de existencia, al Arte Póvera que en la provincia de Huelva representa con una fuerza arrolladora y una vocación tridimensional el artista nervense, José Luis Pedrero, cuyo acto de presentación tuvo lugar en la sala de conferencias del centro de arte.

Pedrero junto a otros compañeros

Pedrero junto a otros compañeros

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, la exposición, que puede visitarse hasta el 3 de agosto, muestra una veintena de piezas, algunas de ellas de gran formato y con un peso superior a los 100 kilos, realizadas con material de desecho procedente, en gran medida, del entorno minero que rodea Nerva.

Una de las obras de gran tamaño de Pedrero

Una de las obras de gran tamaño de Pedrero

Especialmente llamativos y poderosos son los collage de pintura y escultura realizados en gran formato, que engloban en un todo una mezcla de arte, emoción, amor por la tierra, historia, arrojo, armonía, sudor, fuerza y lucha que sumergen al visitante en lo más profundo de los sentimientos humanos a golpe de honestidad.

Mujer Ácida 4. Habitante del Tinto
También merecen mención a parte la serie de Mujeres Ácidas, Habitantes del Tinto, y Causa y Efecto de la Materia y Derramé mi sangre por ti. Composiciones que cobran vida propia tras pasar por las manos de Pedrero, una vez recolectadas las semillas desechadas en campos estériles y convenientemente tratadas en su estudio para obtener el mejor de los frutos en forma de Arte Póvera.

Pedrero junto al alcalde de Nerva y el director del museo
Al acto de presentación asistieron el director del Centro de Arte Moderno y Contemporáneo Daniel Vázquez Díaz, Juan Alfonso Barba, y el alcalde de la localidad minera, Domingo Domínguez, quienes reconocieron la valentía y el acierto con los que Pedrero ha sabido convertir en arte lo aparentemente inútil y desechable del entorno minero.
Para Barba, Pedrero llegará a darnos sorpresas tan gratas o más como con la que ha debutado en el Vázquez Díaz a título individual, después de participar con éxito en varias exposiciones colectivas. “Si se cumple lo que un día dijo Pable Picasso, Pepe se convertirá muy pronto en un genio porque es un trabajador nato e incansable del arte para el que vive intensamente”, dijo.
Por su parte, Domínguez destacó la apuesta que desde el templo de la cultura nervense se está haciendo últimamente por las nuevas generaciones de artistas locales que, como Pedrero, necesitan de espacios más que dignos para mostrar todo el potencial que llevan dentro. “Ya iba siendo hora de que las obras de Pedrero pudieran admirarse en su pueblo y en su museo porque son dignas de admiración. Es importante que la gente joven tenga oportunidades para exponer y dar a conocer su enorme valía”, destacó.

un momento de la inauguración
Pedrero reconoció sus ganas de exponer en el Vázquez Díaz y no pudo ocultar su satisfacción al poder hacerlo con una exposición a la que se ha dedicado en cuerpo y alma durante el último año. “Intento hacer algo inconsciente pero intencionado. Nada es casual pero si causal. Toda obra lleva un discurso que termina profundizando en la estética y que espero sepa apreciar el visitante”, aclaró.
Este artista nervense, de apenas 40 años, comenzó su carrera de una forma autodidacta al rebufo de los primeros certámenes de pintura al aire libre organizados en Nerva hace más de 15 años, aunque también pasó por la manos del maestro Antonio León en la Escuela Municipal de Pintura, como otros tantos de jóvenes de su generación que intentan abrirse paso en este complicado mundo del arte, cada vez más materialista.
Hace un par de años, Pedrero participó con éxito, junto al artista australiano Peter Mc Glinchey, en un proyecto de la Alianza Cultural promovida por EMED Tartessus para estrechar los lazos de unión entre las localidades mineras de Riotinto (España), Broken Hill (Australia) y Banska Stiavinca (Eslovenia). De ese trabajo conjunto surgió la descomunal obra Materia en Proceso que la empresa minera cedió al Ayuntamiento de Nerva para exponer de forma permanente en un espacio público.
Aunque su éxito más reciente lo obtuvo hace tan solo unos meses en la pasada edición de la Feria Internacional del Arte, ARCO Madrid 2014, donde participó, junto a otros jóvenes artistas onubenses, en el proyecto Mina de Estrellas promovido por la Diputación Provincial de Huelva.

causa y efecto de la materia y derrame mi sangre por ti
El término arte povera (del italiano “arte pobre”) es una tendencia dada a conocer a finales de la década de los ‘60, cuyos creadores utilizan materiales considerados ‘pobres’, de muy fácil obtención, como madera, hojas o rocas, vajilla, placas de plomo o cristal, vegetales, telas, carbón o arcilla, o también materiales de desecho y, por lo tanto, carentes de valor.
Se trata de un esfuerzo por huir de la comercialización del objeto artístico, ocupando el espacio y exigiendo la intervención del público. La intención de sus seguidores es la de provocar una reflexión entre el objeto y su forma, a través de la manipulación del material y la observación de sus cualidades específicas.

 

El grabado entra en el Vázquez Díaz de la mano de Antonio Córdoba

El museo Vázquez Díaz de Nerva acoge hasta final de este mes la exposición “Antonio Córdoba, Identidad Grabada” que muestra una retrospectiva de grabados elaborados entre los años 2004 y 2014 en la que se puede ver una gran variedad de técnicas, desde la punta seca hasta la aguatinta, pasando por el aguafuerte, tratadas de una manera muy personal.

 

Antonio Córdoba firma en el libro de honor del museo

Antonio Córdoba firma en el libro de honor del museo

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, se trata de la primera vez que esta especialidad de las Bellas Artes, una de las más complicadas y costosas de cuantas existen, entra de forma individual en el buque insignia de la cultura nervense en sus quince años de vida. Hasta ahora, el museo sólo lo había hecho de forma colectiva.

La presentación de la exposición corrió a cargo del director del museo Juan Alfonso Barba, que no escatimó en elogios hacia el joven artista enamorado de la figura de Vázquez Díaz, y en la misma estuvo presente también el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Nerva, Juan Carlos Domínguez, que animó a todos los nervenses a visitar la muestra durante el tiempo que se encuentre expuesta.

El artista entrevistado por los medios locales

El artista entrevistado por los medios locales

El flechazo entre el artista y el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Nerva, aunque tiene su detonante en la figura de Vázquez Díaz, artista nervense al que admira profundamente, se produce hace cinco años, cuando Córdoba decide donar al museo uno de sus grabados Teatro de Sabrata (Lecis Magna- Libia). Se trata de una obra dedicada a Cartago, primera ciudad romana fundada en el norte de África, realizada en aguafuerte, en la que predomina el color dorado y donde el artista consigue imprimir su propio sello de identidad.

Para Córdoba es todo un honor exponer en la tierra de Vázquez Díaz, cuya obra estudió con detalle en la Universidad de Granada, donde se licenció en Bellas Artes, tras sus estudios de grabado realizados con anterioridad en la Escuela de Artes ubicada en la misma ciudad. “Exponer en la casa de Vázquez Díaz es un sueño hecho realidad”, dijo.

Este profesor interino de enseñanza secundaria en Extremadura, comenzó hace año y medio su particular presentación artística con tres exposiciones individuales de gran tamaño, como la que tuvo lugar en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Ronda (Málaga) o la celebrada en la Fundación Caja Rural en Granada, y la más reciente que muestra ahora en el museo Vázquez Díaz.

Córdona con alumnos de Bachillerato Artístico

Córdona con alumnos de Bachillerato Artístico

El mismo día en el que se inauguró la muestra en la localidad minera, Córdoba ofreció una clase didáctica en el IES Vázquez Díaz de Nerva a los alumnos del Bachillerato Artístico, a los que más tarde se llevó a la exposición para enseñarles de primera mano las herramientas que emplea en sus obras, así como la variedad de técnicas que pueden emplearse y el producto final expuesto al público.

Córdoba es un artista que lleva el grabado al límite con tanta fuerza que es capaz de transportar al visitante al lugar reflejado, como un camino o una senda de un bosque. En la muestra también se pueden observar sus materiales y algunas pruebas de estado en vitrinas, dando un sentido muy didáctico el espectador.

La obra donada al museo

La obra donada al museo

Aunque en los últimos años se ha dedicado más a la pintura, Córdoba jamás ha dejado de trabajar el grabado, como él dice “nunca hay que olvidar nuestros inicios, eso nos hace ser lo que somos en la actualidad”.