La mina de Riotinto prevé una producción de 9,5 millones de toneladas de concentrado de cobre al año

El proyecto Riotinto, que lidera la apertura de la mina de Riotinto en la localidad de Minas de Riotinto (Huelva), por la empresa Atalaya Mining –antes Emed Mining–, se encuentra produciendo concentrado de cobre a ritmo de tratamiento de cinco millones de toneladas de mineral anuales, aunque está preparándose para la ampliación de su capacidad a casi el doble, con el fin de llegar a los 9,5 millones de toneladas.

 

Los volquetes vuelven a recorres las minas de Riotinto_Fuente: Juan A. HIpólito

Volquetes trabajando en las minas de Riotinto_Fuente: Juan A. HIpólito

 

Según informa Europaress, con voladuras diarias y gran movimiento de equipos, la mina registra los cambios en el paisaje minero producidos por esta actividad: retirada de estériles, creación de rampas y accesos, remodelación de captaciones para filtraciones, avances de escombreras, perfilado de bancos y apertura de nuevos frentes de explotación, ha informado la compañía en su boletín informativo, consultado por Europa Press.

 

Partiendo de la planificación elaborada por Proyecto Riotinto, toda esta actividad está siendo ejecutada por la contrata de operación minera, que para acometer la subida de la producción está en proceso de ampliar su parque de maquinaria con la llegada de nuevos volquetes más grandes y la incorporación de una nueva retroexcavadora de 200 toneladas de peso con capacidad de 15 metros cúbicos.

 

Con respecto al tratamiento del mineral, las instalaciones de proceso siguen trabajando a buen ritmo y obteniendo buenas cifras de recuperación. En este sentido, el Proyecto trabaja con el objetivo de mejorar los registros históricos gracias a la implementación de nuevas tecnologías que permiten mejores recuperaciones, leyes más altas y menores penalizantes.

 

De hecho, remarcan desde la empresa que ya empiezan a destacar las buenas cifras: a día de hoy los créditos por plata (Ag) superan a las penalizaciones por arsénico (As) y antimonio (Sb).

 

Del mismo modo, aseguran que la compañía persigue ampliar su horizonte de vida. Por una parte con la investigación del yacimiento, con recursos ya conocidos y, por otro, con la exploración con el objeto de encontrar nuevos recursos minerales.

 

Los trabajos de investigación realizados durante el año 2015 se llevaron a cabo en distintas zonas del yacimiento conocido, realizado sondeos de más de 400 metros de profundidad, con el objetivo de aumentar la categoría de los recursos y/o reservas mineras, pasándolas de inferidas o indicadas a medidas.

Emed prevé arrancar la producción de la mina de Riotinto este verano tras culminar su financiación

La junta de accionistas de Emed ha ratificado en estos últimos días los acuerdos de financiación con sus principales socios, una de las claves más importantes para la buena marcha del proyecto de reapertura de la mina de Riotinto, en Huelva, y, por tanto, de su puesta en funcionamiento de “manera segura, responsable, respetuosa con el medioambiente y a muy largo plazo”. De hecho, la empresa prevé arrancar la producción de cobre este mismo verano.

Volquete en minas de Riotinto_Foto: Juan A. Hipólito

Volquete en minas de Riotinto_Foto: Juan A. Hipólito

 

Según recoge el boletín informativo de la compañía, consultado por Europa Press, “no han sido unas negociaciones sencillas, si bien todos los actores han tenido siempre clara la prioridad, que es la puesta en marcha de la explotación”.

 

 

 

A ello contribuye desde luego su importante valor como generador de riqueza mediante una puesta en marcha relativamente simple desde el punto de vista técnico. De hecho, aseguran que la infraestructura existente, pese a requerir un esfuerzo considerable en su renovación, permite la generación de valor a corto plazo.

Asimismo, según informan desde la empresa, la perspectiva de precios del metal, sin ser a día de hoy excepcional, “sí vislumbra un horizonte de estabilidad y crecimiento muy favorable a la visión a largo plazo que se hace necesaria para acometer el proyecto con todas las garantías de continuidad”.

Finalmente, otro de los factores que los inversores han valorado de manera muy importante es el potencial de expansión que alberga un yacimiento como Riotinto, que “si bien ha sido explotado intensivamente, puede reservar todavía sorpresas para aquellos que saben buscarlas”.

No en vano, la empresa lleva ya más de 17.000 metros de sondeos tanto dentro del depósito conocido como en zonas aledañas. Y es que la marca Faja Pirítica Ibérica y sobre todo Riotinto, es todavía “un sinónimo de riqueza metálica”.

Así, en los últimos meses las infraestructuras, instalaciones, equipos o controles, que ejecutan el proceso metalúrgico, desde la extracción en mina hasta la obtención del concentrado de cobre, están siendo objeto de un reacondicionamiento total.

Este proceso está cercano a su culminación al menos para la primera fase, definida por el proyecto como la puesta en marcha de las instalaciones necesarias para poder procesar hasta cinco millones de toneladas de mineral al año.

De hecho, los trabajos para ello están prácticamente terminados. En estos días se están realizando las pruebas y testeos necesarios para, si todo va correctamente, empezar a producir concentrado de cobre este mismo verano.

Volquetes circulando por las minas de Riotinto_Foto: Juan A. Hipólito

Volquetes circulando por las minas de Riotinto_Foto: Juan A. Hipólito

AMPLIACIÓN DE PRODUCCIÓN

En paralelo, ya se está trabajando siguiendo las pautas de proyecto en la ampliación de la capacidad de producción, hasta 7,5 millones de toneladas de mineral, en una fase intermedia, para posteriormente llegar hasta 9,5 millones de toneladas al año.

Para ello ya se trabaja en la reparación de secciones adicionales de las instalaciones existentes y se están construyendo los cimientos de aquellas nuevas que están en el diseño de esta ampliación.

Las máquinas vuelven al tajo en la mina de Riotinto_Foto: Juan A. Hipólito

Las máquinas vuelven al tajo en la mina de Riotinto_Foto: Juan A. Hipólito

AMPLIACIÓN DE CAPITAL

Cabe recordar que el pasado mes de mayo Emed Mining anunció a los mercados el acuerdo alcanzado por sus socios de referencia para realizar una ampliación de capital de 87 millones de euros y financiar la reapertura de las históricas minas de cobre onubenses hasta alcanzar un ritmo de producción de 7,5 millones de toneladas anuales.

El acuerdo incluye además la entrada de un cuarto socio, Liberty Mutual, aseguradora estadounidense que va a adquirir, a través de su fondo Liberty Metals & Mining, acciones de la compañía por valor de 32 millones de euros.

Por su parte, el resto de socios de referencia, Trafigura, XGC y Orion Mine Finance, se comprometen a adquirir 42 millones de euros en nuevas acciones de la compañía y a canjear el valor del préstamo de 27 millones que suscribieron en diciembre del año pasado a favor de Emed Mining por nuevos títulos. Asimismo ha anunciado la oferta de acciones a compradores cualificados por valor de 14 millones.

Detonación del barreno en las minas de Riotinto_Fuente: Juan A. HIpólito

Detonación del barreno en las minas de Riotinto_Fuente: Juan A. HIpólito

TRABAJO POR EL MEDIO AMBIENTE

A su vez, el Proyecto Riotinto está trabajando para alcanzar sus objetivos en materia de responsabilidad ambiental. Para ello está implementando las mejoras necesarias, la primera de ellas un completo y meticuloso Plan de Vigilancia y Control Ambiental, además de la adecuación de las operaciones a la normativa actual.

Con la actividad a pleno rendimiento, el Departamento de Medio Ambiente y las empresas consultoras y auxiliares con las que cuenta, establecen un sistema integral, el Plan de Vigilancia y Control Ambiental, que asegura un rígido seguimiento de los parámetros más importantes, como son la calidad del aire y de las aguas en el entorno, ruidos y vibraciones, la gestión de residuos no mineros y suelos, la restauración de los espacios utilizados, y la protección del medio natural, es decir, la flora y la fauna que interacciona con el proyecto.

Son muchas las mejoras que desde ya se están aplicando en el proyecto, como las realizadas en la gestión del agua, destacando la reparación de las canalizaciones en los alrededores de Corta Atalaya que evitarán aportes innecesarios a esta estructura.

Se han ejecutado también mejoras en las estaciones de recogida de filtraciones de la presa de estériles: duplicado de bombeos y conducciones, instalación de sistemas de aviso ante averías, caudalímetros en todas las conducciones y arquetas de recogida, ejecución de cunetas para evitar la incorporación de aguas de lluvia o la conexión a la red eléctrica.

Se monitoriza también muy de cerca la calidad de las aguas de las cuencas adyacentes, del río Odiel, y del río Tinto, así como las aguas interiores del proyecto, mediante una red de puntos de control. Otro punto fuerte es la gestión de residuos, muy estricta especialmente en esta fase de construcción, para la cual se ha habilitado un punto limpio y se han contratado los servicios de gestores autorizados.

En materia de gestión del medio natural, la empresa está procediendo a la señalización de las poblaciones e individuos fuera de las zonas de actuación de la especie protegida de arbusto Erica Andevalensis, dando así cumplimiento a la AAU.

También se han ejecutado los trasplantes de los individuos afectados durante el primer año de trabajo. Es destacable que antes incluso de empezar la producción, ya se han reforestado con especies autóctonas hasta 30 hectáreas de terreno.

En cuanto a la fauna, está documentada una especie que va a estar protegida. Se trata de un tipo de murciélago que suele encontrar refugio en cavidades como las de la mina histórica subterránea que existe en Riotinto. Para ayudar a su preservación y correcto manejo, se realizan censos anuales de la población existente y se ponen en práctica una serie de medidas compensatorias diseñadas especialmente para ellos.

La Unidad Industrial de Riotinto

La Unidad Industrial de Riotinto

SIMULACRO EN LA MINA

El pasado mes de abril tuvieron lugar en la mina unas jornadas de gran interés en las que una empresa especialista en soluciones de acceso mediante cuerda presentó los últimos avances en rescate de personas en lugares difíciles y en altura, según la normativa internacional Irata y utilizando equipos mecánicos de nueva generación.

A estas jornadas, que han consistido en la realización de varios simulacros de maniobras de rescate y sus correspondientes explicaciones, han asistido personal de la mina, así como integrantes del cuerpo de Bomberos de Diputación provenientes de toda la provincia. Se trata de una iniciativa del Departamento de Seguridad que busca mejorar la capacitación del personal ante situaciones de emergencia.

Los socios de EMED acuerdan aportar 87 millones para la reapertura de Riotinto

En la tarde de ayer EMED Mining, la empresa propietaria del Proyecto Riotinto, anunció a los mercados el acuerdo alcanzado por sus socios de referencia para realizar una ampliación de capital de 87 millones de Euros y financiar la reapertura de las históricas minas de cobre onubenses hasta alcanzar un ritmo de producción de 7,5 millones de toneladas anuales.

proyecto riotinto
Según informa la propia empresa a través de nota de prensa, el acuerdo incluye además la entrada de un cuarto socio, Liberty Mutual, aseguradora estadounidense que va a adquirir, a través de su fondo Liberty Metals & Mining, acciones de la compañía por valor de 32 millones de Euros.
Por su parte, el resto de socios de referencia, Trafigura, XGC y Orion Mine Finance, se comprometen a adquirir 42 millones de Euros en nuevas acciones de la Compañía y a canjear el valor del préstamo de 27 millones que suscribieron en diciembre del año pasado a favor de EMED Mining por nuevos títulos. Asimismo se anuncia la oferta de acciones a compradores cualificados por valor de 14 millones de Euros.
Una vez concluida la operación, Trafigura, líder global en el comercio de materias primas, y XGC, holding metalúrgico chino, se convierten en los mayores accionistas de EMED, con aproximadamente un 22% de las acciones cada uno.
Los fondos de inversión especializados en minería, Orion Mine Finance y Liberty Metals & Mining, le siguen con un 14´6% y un 14% de la propiedad, respectivamente.
La operación incluye además un acuerdo de venta de la producción de Riotinto, en el que participan Trafigura, XGC y Orion y mediante el cual los tres socios se hacen con el 100% de los derechos de adquisición del concentrado de cobre que va a producir la mina en los próximos 15 años, a precio de mercado.
El consejero delegado de EMED, Alberto Lavandeira, ha resaltado la importancia del acuerdo mediante el cual “se finaliza la financiación del Proyecto” que tras la obtención de los permisos principales “avanza a buen ritmo para comenzar a producir muy pronto, gracias al fuerte apoyo de sus accionistas.” Asimismo destacó “el tamaño y la escala de este proyecto histórico, y su potencial de expansión, que tenemos bien documentado.”

El Proyecto está acometiendo los últimos trabajos de preparación con el objetivo de arrancar la producción de cobre en los próximos meses. Para ello se trabaja, en una primera fase, en el reacondicionamiento de las instalaciones de tratamiento de mineral existentes, hasta alcanzar una capacidad para procesar inicialmente 5 millones de toneladas de mineral al año continuando con una fase intermedia de 7´5 millones de toneladas al año.
En este periodo se estima una inversión de 212 millones de Euros y la creación de una plantilla de 250 personas, a las que hay que sumar los puestos de trabajo indirectos e inducidos generados.
Paralelamente, la Compañía está ya diseñando la ampliación de sus operaciones en Riotinto, con el objetivo de incrementar la capacidad de tratamiento de mineral de la planta hasta al menos los 9 millones de toneladas que se habían contemplado en el proyecto. Asimismo la empresa se ha planteado alargar la vida de la explotación, con la puesta en marcha de un programa de investigación geológica para identificar nuevas reservas.
El objetivo del Proyecto Riotinto, propiedad de EMED Mining, cotizada en las bolsas de Londres y Toronto es la reactivación de la explotación de la histórica Mina de Riotinto para la producción de concentrado de cobre en sus instalaciones.

Numerosos empresarios de la zona participan en la Jornada “Networking hacia la nueva minería” organizada por el CADE Nerva.

Andalucía Emprende, Fundación Pública Andaluza, entidad perteneciente a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, a través del CADE Nerva, ha celebrado la jornada “Networking hacia la nueva minería”, con la colaboración del Ayuntamiento de Nerva, la empresa Emed Tartessus S.L. y la Fundación Museo Vázquez Díaz, con una destacada asistencia de empresas de toda la Comarca.

Foto 2

Según informa el propio CADE a través de nota de prensa, la apertura de la jornada corrió a cargo de D. Domingo Domínguez, Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Nerva., a continuación la empresa Emed Tartessus S.L., concesionaria de la explotación minera en la Comarca de Riotinto, representada por los directivos D. Ramón Cesar Martínez, Director de Relaciones Institucionales y D. Fabriciano Cobreros, Responsable del Departamento de Compras dieron a conocer la situación actual en la que se encuentra el proyecto minero y a su vez, servir de punto de encuentro entre el colectivo empresarial comarcal y los representantes de la empresa minera. Además, el técnico del CADE Nerva, Bartolomé Ruiz, dio a conocer la carta de servicios que Andalucía Emprende ofrece a todos sus usuarios a través de sus Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial.

Luz verde al plan de voladuras para la explotación de la mina de Riotinto

  La Dependencia de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en Huelva ha aprobado el plan de voladuras que permitirá la explotación de las minas de Riotinto, en la localidad de Minas de Riotinto, así como las medidas de seguridad que garanticen el correcto transporte, descarga y uso de los explosivos.

La Unidad Industrial de Riotinto

La Unidad Industrial de Riotinto

Según ha informado la Subdelegación en una nota, con esta autorización para el consumo habitual de explosivos, el subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, cumple con sus compromiso de “agilizar toda la tramitación necesaria que permita el inicio de las voladuras y la reapertura de las minas de Riotinto por parte de la compañía Emed Tartessus”.

En este sentido, recordar que el pasado mes de febrero Pérez Viguera señaló que el jefe de la Dependencia de Industria y Energía de la Subdelegación onubense “estará a tiempo completo dedicado a este tema para ayudar a conseguir las autorizaciones necesarias para poner a punto la instalación minera”, una vez que la empresa promotora presentase la documentación pertinente.

Desde la Subdelegación insisten en que, de esta forma y cuando no han transcurrido ni dos meses, el subdelegado ha cumplido con su palabra con el objetivo último de “facilitar la ansiada reapertura de las minas de Riotinto e impulsar un yacimiento de empleo que permita dar trabajo a cientos de vecinos de la comarca minera, tras el fracaso del plan de diversificación económica puesto en marcha por la Junta de Andalucía tras el cierre de los yacimientos en 2001”.

La autorización para el uso de explosivos, con fecha del 23 de marzo de 2015, es por un periodo de doce meses para los trabajos que se van a desarrollar dentro del denominado Proyecto Riotinto, que incluye zonas como Cerro Colorado Este y Oeste, Filón Sur y otras infraestructuras mineras.

PLAN DE SEGURIDAD

Previa a esta aprobación del plan de voladuras, la Guardia Civil ha dado el visto bueno al Plan de Seguridad Ciudadana elaborado por la compañía. Entre otras medidas de control, se establece que en el caso de grandes voladuras es obligatorio alertar a los ayuntamientos de Riotinto y Nerva, así como a los servicios de Protección Civil.

Este paso dado por la Subdelegación del Gobierno en Huelva es un trámite indispensable para que las minas de Riotinto puedan reabrir sus puertas, ya que es imprescindible para llevar a cabo los trabajos de perforación y explotación de los yacimientos.