Granados Valdés: un siglo de vivencias

El museo Vázquez Díaz de Nerva prepara una exposición antológica del pintor, grabador, dibujante y crítico de arte, Antonio Granados Valdés, con motivo de los 100 años que cumplirá próximamente. A comienzo de junio, el mismo autor entregaba en mano al hasta hace unos días alcalde de Nerva, Domingo Domínguez, 75 obras nuevas para la muestra que se inaugurará en agosto, coincidiendo con las fiestas patronales de la localidad minera.

 

Granados junto a la representación política que le fue a visitar

Granados Valdés junto a los representantes políticos en su casa madrileña. Foto: Juan A. Hipólito

Sigue leyendo

Anuncios

Cirilo y Alejo muestran en el Vázquez Díaz de Nerva su arte emergente

El museo Vázquez Díaz de Nerva expone las últimas obras de la pintora nervense Laura Cirilo Fariñas con poemas de Iván Alejo González en la muestra Sigillum Artis que puede visitarse hasta el 11 de septiembre en el centro de arte moderno y contemporáneo de la localidad minera.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los artistas junto al director del museo y ediles del Ayuntamiento. Foto: Juan A. Hipólito

 

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, en el acto de inauguración, presentado por el director del museo Vázquez Díaz de Nerva, participaron los propios autores, además del alcalde de Nerva, Domingo Domínguez y su concejal de Cultura, Isidoro Durán.

 

Para el director del museo, Juan Alfonso Barba, esta nueva propuesta le recuerda mucho a la de contemporáneos realizada por Vázquez Díaz. “Pero Laura va más allá al desdibujar a sus personales para convertir la obra en una forma de comunicar, comprometiéndose a través de la misma. Convierte la línea en palabra que define al personaje de su retrato, manifestando una opinión que debe completar el espectador”, destaca.

 

Cirilo, que aconseja a los visitantes a sacar sus propias conclusiones sobre la obra expuesta, aprovechó el acto de inauguración para agradecer a su madre, Paqui, y a su primer profesor en la escuela municipal pintura, Antonio León, lo mucho que les debe. “Ambos me acompañaron y me motivaron cuando era tan solo una niña para seguir por esta senda del arte y la pintura”, comenta.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cirilo y Alejo. Foto: Juan A. Hipólito

 

Por su parte, Alejo invitó a todo el que se acerque estos días a contemplar la obra a reflexionar sobre la identidad y la diferencia de los personajes expuestos, y a buscar el significado de los trazos rojos que los atraviesan. “Se trata de una invitación a pensar juntos y a recuperar espacios para poder construir frente a una obra de arte el sentido que nosotros creamos y no el que se presupone que nos tienen que explicar los artistas. La obra se acabará cuando la complete el propio visitante”, sugiere.

 

El concejal de Cultura, Isidoro Durán, que animó a todos a disfrutar del intenso mes de agosto artístico y cultural que ofrece Nerva, tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento para Laura. “Es uno de los frutos más emblemáticos de la escuela municipal de pintura, de donde tantos profesionales han salido, y referencia de ejemplo de cómo echar raíces en este mundo del arte”, subraya.

 

Sobre este parecer ahondo el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez al destacar la cultura como motor de desarrollo socio-económico de la localidad minera. “Esta exposición es una muestra más del camino emprendido hace tiempo para convertirnos en un referente cultural en la provincia de Huelva. Tenemos que poner esto en valor para hacer de la cultura un camino más para alcanzar el progreso”, destaca.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La muestra no deja indiferente a nadie. Foto: Juan A. Hipólito

 

Cirilo profundiza en esta muestra en la dirección del trabajo presentado en su última exposición Anaideia. Laura toma una de las partes de aquella propuesta como pie para continuar la indagación en dos ámbitos indisociables dentro de sus últimos trabajos, la reflexión sobre el signo y su relación con la figuración, así como las posibilidades expresivas de la descontextualización y el extrañamiento de lenguajes cotidianos que, redescubiertos a la luz de la plástica, revelan la potencia poética de la propia cotidianidad.

 

La artista nervense presenta más de una treintena de retratos de gran formato realizados con sellos de caucho e imprentilla cuyo lenguaje primordial es el de la burocracia para, a través de sus huellas, reelaborar la rostridad y el alma de los personajes que ha escogido para construir su personal visión sobre el devenir social desde el pasado siglo XX hasta hoy.

 

En medio de este océano tipográfico, los poemas autógrafos de Iván Alejo suponen el contrapunto con ese mismo gesto normativo al tiempo que suponen una suerte de continuidad a través de la caligrafía como dibujo, sirviendo igualmente como solución de continuidad entre la representación del sigilo y la figuración clásica que cierra la exposición.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Numerosos visitantes acudieron a la inauguración. Foto: Juan A. Hipólito

 

Sigillum Artis quiere ser una invitación a formular un espacio común de pensamiento y creación desde el que impugnar las lógicas que tratan de hacer de nosotros, de nuestro pensamiento, de nuestras potencias creadoras un acto de celibato, una ceremonia de lo impropio que nos clausure sobre nuestra propia soledad, sobre esta suerte de individualidad estéril a la que cada vez más las sociedades postmodernas nos empujan.

 

A este respecto, la muestra reflexiona a través del retrato sobre la construcción de la identidad desde el modelo productivo, las instituciones que a menudo se ven sometidas a él y nuestra posibilidad para invertir y subvertir los elementos que construyen nuestra realidad individual como una mónada sin ventanas.

 

El sigilo, el sello no es dentro de la obra un elemento estrictamente técnico sino una herramienta poética que describe no sólo la potencia gestual con que nuestras vidas son marcadas sino igualmente la posibilidad misma que en cada uno de nosotros hay de reelaborar un sentido novedoso a partir de los elementos que configuran la clausura de nuestra exterioridad.

 

La muestra de Laura Cirilo e Iván Alejo estará presente en el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo Daniel Vázquez Díaz de Nerva, hasta el 11 de septiembre invitando a todo aquel que por aludido quiera darse, a sumarse a un universo pictórico y poético propio, circunscrito por un alarde técnico digno de verse.

 

cc
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

El Centro de Arte Moderno de Nerva celebra el Día de los Museos con una nueva sala dedicada al arte local

El Centro de Arte Modero y Contemporáneo Daniel Vázquez Díaz de Nerva celebra el Día de los Museo con una nueva sala colectiva dedicada al arte local que se enriquece con los fondos propios del museo y en la que se exponen más de una veintena de obras de diferentes pintores.

El director del museo atiende a los medios locales

El director del museo atiende a los medios locales

Según el director del museo, Juan Alfonso Barba esta exposición permanente nace con el objetivo de abrir una sala dedicada a mostrar todo el potencial artístico del que dispone la localidad minera, haciendo gala al lema de ‘tierra de artistas’. “Con este objetivo nos comprometemos a exponer, al menos, tres meses del año el arte local que tenemos en nuestros fondos. Esto permitirá, además de visualizar el patrimonio artístico y cultural propio, estudiar y reflexionar sobre la colección, sobre su potencial  pero también sobre sus carencias”.

En esta primera presentación de este nuevo formato se exponen obras de distinta procedencia, aunque en su inmensa mayoría pertenecen a la pinacoteca nervense. Los autores van desde Enrique Monis Mora hasta Antonio Granados Valdés, pasando por Manuel Duque Domínguez, Antonio Romero Silva “Rosil”, Modesto Pérez García “Roldan”, Hermenegildo Rodríguez Sutilo, José Manuel Pascual Conejo, Antonio Romero Alcaide, Demetrio Llorden Fernández, Manuel Vázquez del Águila, Mario León Ruiz, Martínez de Nerva, Francisco Díaz Acosta, Manuel Beltrán y Martin Gálvez, en la pintura; y Evaristo Márquez Contreras y Antonio Moreno “Calamina” en la escultura.

 

El museo Vázquez Díaz de Nerva se ha convertido con el paso del tiempo en una de las pinacotecas más importantes de la provincia de Huelva y parte de Andalucía. Cuenta con dos exposiciones permanentes dedicadas al autor de los famosos frescos de La Rábida que da nombre al centro de arte, por una parte, y a José María Labrador, por la otra.

También cuenta con una de las colecciones de arte contemporáneo más interesantes del panorama regional, fruto de los primeros certámenes pictóricos celebrados en la localidad minera en honor a uno de sus Hijos Ilustres más destacado, Daniel Vázquez Díaz, y otra en depósito de la que forman parte todas las obras premiadas en los Certámenes al Aire Libre Villa de Nerva celebrados durante la última década.