La procesión del Gran Poder en Nerva se traslada del Viernes al Jueves Santo

La Hermandad de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor de Nerva llevará a cabo la Estación de Penitencia de sus Titulares el Jueves Santo en vez del Viernes Santo como venía realizándose desde que se recuperó la procesión de Semana Santa en la localidad minera a finales de la década de los ’80 del siglo pasado.

 

El Gran Poder a su paso por el Ayuntamiento de Nerva

El Gran Poder a su paso por el Ayuntamiento de Nerva

Sigue leyendo

La Semana Santa de Nerva recupera su Cristo Crucificado

El Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Nerva volverá a procesionar por las calles de la localidad minera tras 70 años de ausencia. Este acontecimiento provocará el traslado de la Estación de Penitencia del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor, que venía desarrollándose el Viernes Santo, al Jueves Santo para que el Crucificado reaparezca después de someterse a un minucioso proceso de restauración.

 

Foto Cristo

 

Sigue leyendo

Al mal tiempo buenas tapas a beneficio de la Hermandad del Gran Poder de Nerva

A pesar de lo desapacible del tiempo, la Hermandad del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor de Nerva llevó a cabo el pasado fin de semana la XVII edición de la Feria de la Tapa Minera, una de las actividades gastronómicas más esperadas del calendario nervense que supone un importante implemento económico para afrontar con garantías los proyectos en los que se encuentran inmersos: la restauración del paso del Cristo y la ampliación de las citas cofrades de cara a la Semana Santa de 2017.

feria-tapa

Según informa Francisco Javier Campos para Onda Minera RTV Nerva, esta feria representa un gran trabajo y un gran despliegue de infraestructura que transforma el Mercado Municipal de Abastos en un gran escaparate gastronómico. La aportación de los establecimientos colaboradores, así como de particulares que donan a la Hermandad todo tipo de exquisiteces, hace posible que los visitantes puedan encontrar una variada oferta con los mejores platos caseros. Entre las personas que trabajan en este feria de la tapa, destaca un importante número de jóvenes, muy implicados con la causa, que forman la Junta Joven de la Hermandad, una realidad que asegura la continuidad de la misma.

Los visitantes pudieron disfrutar el sábado de un amplio abanico de tapas caseras, dulces artesanos y karaoke para amenizar la noche, y todas las exquisiteces de los establecimientos colaboradores de la localidad y parte de la comarca durante la jornada dominical.

La Hermandad ha realizado un gran trabajo que debería tener su recompensa en la materialización de los proyectos que acometerán en próximas fechas. Además, ha conseguido el visto bueno del Cabildo celebrado a primeros de octubre en el que se aprobó la ampliación de las citas cofrades para la próximo Semana Santa en Nerva con la Estación de Penitencia del Cristo de la Buena Muerte.

El Gran Poder llenó de fervor las calles de Nerva acompañado de su Madre

La tarde noche de Viernes Santo volvió a regar de respeto, pasión e incienso las calles de Nerva. La estación de penitencia de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor convirtió la noche nervense en un cúmulo de emociones que se agarraban a la fe de un pueblo congregado a las puertas de la parroquia de San Bartolomé para recibir a Cristo y su Madre, y ver como el Señor de Nerva, con esa mirada de humildad y resignación, acepta su muerte por la salvación de los hombres.

 

gran poder

El Gran Poder de Nerva. Foto de Víctor Martín

 

Según informa Francisco Javier Campos para Onda Minera RTV Nerva, esta vez las miradas no se dirigían al cielo buscando un resquicio de las nubes. La noche acompañaba, y en las postrimerías, un día con luz de primavera que se iba apagando lentamente, era la antesala de la máxima expresión de duelo y dramatismo antes de que Jesús, portando su Cruz, comenzara su camino de tortura.

 

Antes de que la estación de penitencia partiera, pudimos ser testigos de esos momentos previos en los que los nervios se confunden con las ganas e ilusión por llevar a Dios y la Virgen al cielo. Miguel Ángel Vázquez, capataz del Cristo, nos hablaba de esos momentos previos de tensión y reflexión, sobre todo en un año en el que se había contemplado la posibilidad de que los pasos salieran con la ayuda de ruedas hasta la calle.

 

El Hermano Mayor, José Borrallo se mostraba satisfecho de ver que en esos minutos previos a la salida de la estación de penitencia no iban a faltar esos brazos que llevaran a al cielo a los Titulares del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor. Los ensayos habían sido escasos y hubo dificultad para recabar costaleros pero ese día, el gran día, la gente no falla y todos estaban ahí.

 

Borrallo destacaba las novedades importantes en los pasos, con donaciones muy significativas y también la posibilidad de que la salida fuera de manera diferente, con una ayuda, pero dejó entrever que eso al final sería una decisión de los propios costaleros.

 

El paso de los años ha hecho que muchos de aquellos hombres de las trabajaderas ahora vean desde fuera el caminar del Cristo y de la Virgen. Abelino fue costalero, hombre que dejó buena parte de sus fuerzas y corazón en llevar los pasos a lo más alto. Ahora también está ahí para guiar a los costaleros.

 

La solidaridad tuvo también su muestra más palpable en esta Estación de Penitencia. Costaleros de otras hermandades de la Cuenca Minera no dudaron en desplazarse hasta Nerva para ponerse al servicio de la Hermandad del Gran Poder. Manuel Valiente, costalero desde hace años de ¨El Cautivo¨ de Riotinto, no ocultaba su emoción. Joaquín Moreo, otro de los capataces, daba también sus impresiones minutos antes de que sus sentidos tuvieran que estar en guiar a las imágenes.

 

maria

María Santísima del Mayor Dolor. Foto de Víctor Martín

 

Los nazarenos alineados y dispuestos, los músicos con las partituras preparadas para poner sones cofrades en la noche nervense, el olor a incienso llegaba hasta los pulmones de los más fervientes creyentes y no creyentes que en ese día también se emocionan. Todo estaba preparado. La señal de salida la marcaban desde el altar el Hermano Mayor, José Borrallo y el cura párroco local, José Ignacio Izquierdo.

 

Finalmente las puertas se abren y lo primero que Jesús y la Virgen pueden contemplar es una calle llena de almas y corazones de buena voluntad que han venido un año más para que no se sientan solos. Los pasos no necesitaron de ruedas ni ayudas que no fueran los brazos poderosos y generosos de los costaleros, y tanto Jesús del Gran Poder como María Santísima del Mayor Dolor, se sumergieron en el mar de la fe nervense tras una salida que como siempre estuvo sobrada de una épica, fuerza y coraje que hace posible lo que parece irrealizable.

 

Los pasos en la calle, el silencio y el respeto como denominador común, los cirios alumbrando a Dios en el camino de su muerte, la cera poniendo rúbrica a una noche de Semana Santa en Nerva. Lo mejor de la procesión lo podrán aquí gracias a su televisión municipal, Onda Minera RTV Nerva.

cc

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Escobar ofrece un pregón valiente y sincero arropado por su ángel de la guarda

El que fuera durante 12 años máximo responsable de la Hermandad del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor de Nerva, antes de que el inesperado y prematuro fallecimiento de su hijo le convirtiera en otra persona, según su propia apreciación, Miguel Ángel Escobar ofreció un valiente y sincero pregón de Semana Santa en el que no faltaron los recuerdos y las experiencias compartidas durante tantos años impregnado por el particular ambiente cofrade de esta tierra minera.

 

El pregonero

El pregonero, Miguel A. Escobar. Foto de Víctor Martín

 

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva, la Hermandad no podía haber hecho mejor elección en la organización de su XX Pregón para anunciar la Semana Grande en Nerva, y Escobar supo estar a la altura de las circunstancias. Solo en el atril del Altar Mayor de la Parroquia de San Bartolomé, bajo la atenta mirada de su mujer, Araceli, arropado por su familia, sus amigos, y los feligreses que no quisieron perderse su reencuentro con la Hermandad en el mejor de los momentos posibles, confesó sus dudas amparado por su Ángel de la Guarda. “Sigo llevando a Jesús como guía y como camino pero mis rezos y plegarias van en la dirección del ángel que me guarda, seguro que él sabrá llevarlas sin duda a otras esferas más altas”, confesó.

 

Fueron los momentos más dulces y emotivos de un pregón en el que Escobar compartió con todos los presentes sus momentos más amargos y sus anhelos más profundos. “A mí se me fue la risa el último día del año y a mi corazón la vida casi apenas empezando. Me ahoga mirar la banda buscando su saxofón, su sonrisa, su alegría. ¿Por qué él? ¿Por qué no yo? Desde entonces ya no soy el que era en mis creencias ¿Qué mal hizo que exigiera esta inmensa penitencia? No se me puede olvidar la mirada de reproche que le lancé al Gran Poder cuando entré en la Iglesia aquel día, como si Él tuviera la culpa de todas las desgracias de este mundo”, reconoció.

 

Jamás en veinte años de pregones se oyó tal confesión pública en la Parroquia de San Bartolomé de Nerva a escasos días de la Semana Santa. Sus sinceras y emotivas palabras, tan humanas como la vida misma, explicaron de la forma más sencilla posible todo lo que Jesús representa y define a la humanidad: pasión, amor, perdón, traición, ingratitud, grandeza, devoción, resignación, humildad, justicia, muerte, salvación. “Así somos, capaces de lo mejor y de lo peor”, asintió.

 

Pero Escobar también tuvo palabras de recuerdos para los hermanos que le acompañaron en sus años como máximo responsable de la Hermandad del Gran Poder. Años cargados de vivencias y anécdotas con los que fue envolviendo su particular recorrido por la Semana Santa de Nerva: sus inicios, las primeras restauraciones de los pasos e Imágenes, la primera Casa de Hermandad. Momentos y lugares inolvidables que siempre perdurarán, como el ángel que le guarda.

 

La banda de música Villa de Nerva en el acto del pregón

La Banda de Música Villa de Nerva amenizó el XX Pregón de Semana Santa.Foto:VíctorMartín

 

La presentación del pregonero corrió a cargo del que fuera durante muchos años su Teniente de Hermano Mayor en la Hermandad del Gran Poder, Miguel Ángel Harriero; su hermano José Carlos Escobar le abrió paso con la Saeta de Serrat; y la Banda de Música Villa de Nerva, esa misma en la que el hijo de Escobar tocaba su saxofón, interpretó para la ocasión varias marchas procesionales de entre las que destacaron, Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor, ambas creadas por su Director, Julio Agustín Jurado.

 

 

cc
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Gastronomía benéfica y deporte turístico para el fin de semana en Nerva

Nerva presenta este fin de semana una atractiva oferta gastronómica, turística y deportiva con la celebración de la XVI Feria de la Tapa Minera, organizada por la Hermandad del Gran Poder, y la VIII Ruta Cicloturista al nacimiento del río Tinto, diseñada por la asociación Amigos de la Bici/BTT Cuenca Minera en la que participarán alrededor de 200 ciclistas procedentes de diferentes puntos de la geografía andaluza.

 

NUEVO ÉXITO DE LA FERIA DE LA TAPA MINERA

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva información, los visitantes podrán degustar una amplia variedad de tapas caseras, montaditos y panes elaborados por los miembros de la Hermandad y la docena de bares y restaurantes que colaboran de forma desinteresada con este evento benéfico, desde el medio día del sábado hasta la tarde del domingo.

 

Además, este evento gastronómico, que cada año organiza la Hermandad del Gran Poder para recaudar fondos con los que poder ejecutar los proyectos que tienen en cartera, se ha convertido en punto de encuentro para artesanos de todo tipo que aprovechan la ocasión para dar a conocer sus originales productos.

 

Como novedad para esta edición, los organizadores, que prevén una actividad incesante, tanto para la jornada del sábado como para la del domingo. tienen preparada para la tarde del primer día de feria una gran fiesta infantil con juegos, talleres y merienda para los más peques, y repostería artesana para que madres y padres disfruten de un buen café con exquisitos dulces.

 

Cicloturismo Nerva_Foto: Juan A. Hipólito

Cicloturismo Nerva_Foto: Juan A. Hipólito

Los ciclistas, que participarán el domingo en la VIII Ruta Cicloturista BTT al nacimiento del río Tinto, también tendrán oportunidad de disfrutar de la feria de la tapa minera. Todos los participantes podrán almorzar en el recinto ferial tras los más de 50 kilómetros de recorrido que llevarán a cabo por el entorno minero-natural de Nerva y los más de 7 del tramo libre final hasta la Ermita de San Antonio, ubicada en el barrio del Ventoso.

 

La ruta cicloturista tiene previsto iniciar su recorrido a las 9 de la mañana desde las puertas del Ayuntamiento de Nerva. Los participantes pedalearán los primeros metros por el casco urbano de la localidad minera y atravesarán parajes naturales como, Uceta, Valdejulián, donde tienen previsto realizar el avituallamiento, la mina de Peña de Hierro, el Pantano de Tumbanales II y el mirador del Canaleo.

 

Con este intenso fin de semana, en el que gastronomía y deporte acaparan todo el protagonismo de la oferta turística local, arranca el calendario de actividades de otoño diseñado por la Concejalía de Cultura y Festejos del Ayuntamiento de Nerva que viene cargado de todo tipo de actos para uso y disfrute de los nervenses, muy en particular, y de todos cuantos visiten la localidad minera, en general.

 

ccEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

La Semana Santa de Nerva deja para el recuerdo un Viernes Santo histórico

Un Viernes Santo sin precedentes en Nerva en cuanto a climatología abrió la puerta a una de las estaciones de penitencia más emotivas que se recuerdan en nuestro municipio. La buena temperatura y sol radiante que ha acompañado a las fechas de pasión en Andalucía hizo posible que no hubiera que mirar al cielo más que para ver a las distintas Imágenes que eran llevadas hasta lo más alto por los poderosos brazos de los costaleros.

???????????????????????????????

Según informa Francisco Javier Campos para Onda Minera RTV Nerva, además, los aniversarios que se conmemoraban en la Semana Santa de la localidad minera fueron un apartado más para que ésta fuera una estación de penitencia distinta, con momentos que quedarán para los anales de la historia, como los 25 años que cumplía el paso de Palio, que estrenaba alguna nueva infraestructura y donde la Virgen del Mayor Dolor lució más esplendorosa que nunca. Hay que destacar también los 25 años de Miguel Ángel Vázquez como capataz de nuestra Semana Santa, siempre guiando los pasos de Jesús del Gran Poder y demostrando su amor por Nerva y esta manifestación de pasión y respeto que cada año emociona los corazones de los nervenses.

Por el aniversario del Palio, ¨La Dolorosa¨ fue la primera en salir por la puerta de la parroquia local, un maravilloso gesto que daba protagonismo a un paso que como siempre sacó los más bellos sentimientos de la gente de un municipio cuyos corazones latían a compás del movimiento de los varales. Tras una ¨levantᨠdirigida por José Luis Palanco, uno de los hombres que trabajaron en los principios de la Semana Santa en Nerva, la salida fantástica de los costaleros de la Virgen hizo que la Señora diera un giro en las inmediaciones del templo para aguardar la salida de su hijo y recibirle de frente. El sonido de una saeta interpretada desde un balcón, era la banda sonora del comienzo de una tarde noche mágica aderezada con maravillosa cadencia de varales y respiración a pleno pulmón.

Minutos después, el paso del Cristo del Gran Poder empezaba a desplazarse como flotando en el interior del templo para estar presente una vez más en una noche de Viernes Santo que ya era especial. El Cristo cruzó la puerta de la parroquia con la épica de siempre, haciendo posible lo que parece casi una quimera. El silencio de ese instante queda roto de manera violenta por el sonido de los aplausos y vítores que reconocen un esfuerzo único, mientras vuelve a sonar la saeta en honor a un Jesús del Gran Poder preparado para morir por todos y que mira de frente a quien le dio la vida. Millones de flases se concentraron en unos metros queriendo inmortalizar la conversación callada de Madre e Hijo, un momento irrepetible.

Los nazarenos marcando el camino y dejando el olor a incienso en el ambiente, las cornetas y tambores bramando dramatismo y sensibilidad al mismo tiempo y las miradas sobrecogidas de creyentes e incrédulos, acompañaban los movimientos de los pasos de Jesús y su Madre por las principales calles de la localidad minera.

Majestuosa fue la llegada a las puertas del Ayuntamiento, momento en el que las Imágenes titulares son recibidas por la Corporación Municipal. Cristo y Virgen se mueven a izquierda y derecha del eje que señala la torre del consistorio, cuyo reloj marca la hora en la que Jesús viene a morir por los hombres. ¨Levantás¨, Revirás¨, ¨Chicotás¨ y cimbrear de varales, van sucediéndose de manera natural, sin guion previo en una noche nervense que deja rastro de vela derretida. Los hombres de las trabajaderas van cambiando turnos y mitigan el esfuerzo con agua que aun no siendo bendita, bendice los corazones nobles que se dejan el alma.

Tras varias horas y después de un recorrido en el que siempre fueron bien acompañados, llegaba el momento de echar el resto, de darlo todo y que las figuras veneradas se fueran haciendo pequeñas ante la mirada de quienes lloraban su despedida. Ya en el templo y una vez arriados los pasos, el abrazo entre costaleros mezclaba sudores que son evidencia de esfuerzo y fatigas que se dan por buenas por haber conseguido lo más grande. El llanto es fiel reflejo de que no sólo se llora por penas, sino también de satisfacción. El esfuerzo de todos, el trabajo incansable de todo un año, los muchos desvelos tomados por quienes rigen los designios de la hermandad, han servido una vez más para que la magia se instale en Nerva y para que el sentimiento y las emociones embarguen incluso al más duro de creer, ¡a mí! (Fdo.: Francisco Javier Campos).