El Círculo Comercial de Nerva acoge durante este agosto una exposición del pintor Mario León

Según informa Julián Martín para Onda Minera RTV Nerva, la Sociedad Círculo Comercial, más conocida como Mercantil, acoge durante estos días de estío la exposición Trazo a trazo, verso a versoque recoge una selección de obras del pintor nervense Mario León Ruiz. 

PHOTO-2018-08-09-22-17-16-2.jpg

+ Información

El Centro Cultural de Nerva muestra las fotografías de José A. Campos

La sociedad Centro Cultural de Nerva continúa con su labor de fomento de la cultura, labor que posibilita también que nombres que emergen con fuerza en el panorama artístico local tengan su oportunidad para mostrar sus trabajos. Este ha sido el caso de José Ángel Campos Castillo, quien ofrece en estos días una muestra fotográfica que versa sobre uno de los lugares emblemáticos de nuestra tierra: la estación de en medio, un paisaje que, a pesar del tiempo transcurrido, sigue guardando un encanto muy peculiar, y que ha sido magníficamente captado por el objetivo de Campos.

 

expo campos 2

 

Según informa Francisco Javier Campos para Onda Minera RTV Nerva, un total de 10 fotografía muestran los vestigios de un lugar que fue símbolo del desarrollo industrial que acompañó a estas tierras de la mano de la explotación minera, con la llegada por ejemplo del ferrocarril. Esta es la segunda muestra de José Ángel Campos que anteriormente también tuvo su protagonismo en la Cervecería Robles, otro de esos lugares en el que la cultura tiene un lugar relevante.

 

Es verdaderamente destacable la labor que realiza la junta directiva del Centro Cultural, diseñando un sinfín de actividades en el intento de dinamizar la sociedad y ofrecer siempre aspectos interesantes y atrayentes, tanto a socios como simpatizantes. Además de dar cabida a los nombres consagrados de la cultura local, la sociedad es también un espacio abierto para esas otras mentes inquietas que tratan de hacerse hueco en el espectro cultural.

 

expo campos

 

Es muy importante que la cultura sea objeto de culto por entidades como el Centro Cultural, algo que se valora de manera muy positiva por el ayuntamiento de Nerva. El Concejal de Cultura, Isidoro Durán habló de la riqueza cultural de Nerva, un argumento que no solo ha de ser caldo de cultivo por parte de la institución municipal, sino un recurso más para asociaciones y establecimientos de la localidad minera que llevan por bandera la cultura. Durán tuvo también palabras de elogio para Campos, al que definió como un hombre enamorado de su tierra que, “ha sabido expresar con su cámara una manera distinta de mirar un entorno como el nuestro, que siempre tiene algo diferente que ofrecer según quien lo ve”

 

Campos ha encontrado en la fotografía algo más que una afición, ya que para este bohemio de la imagen al que le gusta perderse por los más recónditos lugares, la fotografía ha supuesto aliento de vida y la manera de piropear y rendir tributo a su tierra, que no cambiaría por nada y que califica como el más bello de los lugares.

 

expo campos 3

 

Si hay algo destacable en las imágenes de Campos es su pureza, ya que todo lo que refleja es la muestra más limpia y natural que se puede recoger en una instantánea. Son por tanto fotos sin tratamiento pero que guardan todo el encanto de una tierra que siempre luce guapa y con sus mejores galas para la mirada de los artistas.

 

Sin duda podemos decir que el de Campos es un objetivo sin colorantes ni conservante y lo que en sus fotos se ve es lo que hay, ya que no hay nada potenciado por ningún tipo de retoque que pueda realzar unos colores que ya de por si son únicos.

expo campos 4

En una decena de fotos podemos hacer un recorrido por los parajes de la Estación de Enmedio que llenará de recuerdos imborrables a aquellos que conocieron ese lugar cuando éste era ejemplo de progreso y desarrollo de la época. Hasta final de este mes, tienen de plazo para poder ver la exposición fotográfica de José Ángel Campos. No sé la pierdan pues en ella podrán encontrar las señas de identidad y las huellas de un pasado que ya no volverá.

 

cc
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Lola Romero expone “Entre azules, verdes y blancos” en el Vázquez Díaz

La exposición está formada por una selección de obras de distintas temáticas, con claro predominio del paisaje rural de la Sierra de Huelva, donde nací y vivo hoy en día. Sin embargo hay un espacio muy importante reservado a la figura humana, un espacio más intimo y personal dónde fluyen sensibilidades distintas.

LOLA Anverso
Según informa la propia autora a través de nota de prensa, “sin definirme en ninguna tendencia artística, claramente me siento más cómoda en la corriente figurativa, pero con introducción de nuevos recursos estéticos que marcan las nuevas tendencias, tales como planos más abiertos, síntesis del color, etc”.

unnamed
“Ciertamente mi lugar de residencia”, continúa la pintora “marca y condiciona fuertemente mi obra desde los inicios de mi carrera. Hay tres elementos distintivos que definen mi trabajo: el color, el dibujo y la composición”.

LOLA Cartel
Así empezamos con el color (al que hago referencia con el título de esta exposición), con predomino de blancos, azules, verdes y carmines o naranjas que rompen y salpican el frio de las fachadas encaladas. El dibujo minucioso que enmarca calles, cuestas, tejados y paredes desvencijadas por el paso del tiempo y la humedad del frio invierno; y por último la composición del cuadro, que intenta que el espectador se adentre en el paisaje y sea participe de él.
Paralelamente al paisaje van los trabajos sobre la figura humana, siendo ésta un medio de expresión muy importante para mi desde mis comienzos pictóricos. Aunque menos conocido, no menos importante ya que es justamente mediante la figura dónde se expresan sentimientos varios, vivencias personales o simplemente la belleza de lo cotidiano.
La cercanía profesional, familiar y de amistad, que establezco desde hace unos años con la Cuenca Minera y concretamente con  Nerva, hace que en parte de mi obra aparezca el paisaje de la zona, inundando la paleta de colores rojizos, terrosos y grises varios que indudablemente influenciarán trabajos posteriores, y que sin lugar a dudas se quedarán gravados en la retina.
Aunque haya presentado sus trabajos en más de una ocasión en la zona (Nerva, Riotinto o Zalamea), espero que esta exposición de mayor formato y variedad temática, y presentada en una sala de exposiciones como las que ofrece el Museo Vázquez Díaz, tenga buena acogida y repercusión durante el mes que estará expuesta.

La Cervecería Robles clausura hoy la muestra pictórica sobre gurumelos de Pascual

La Cervecería Robles clausura hoy la exposición pictórica de “bodegones de gurumelos” de José Francisco Pascual inaugurada hace un mes coincidiendo con las jornadas micológicas celebradas en Nerva la semana pasada, con el concurso y ruta gastronómica gurumelera.

cartel

Según informa Carmen Alcázar para Onda Minera RTV Nerva, la Cervecería Robles de Nerva ha acogido desde el pasado mes de abril una nueva exposición de pinturas muy nuestras, por la temática – el gurumelo- y por las pinceladas de un artista local: “Bodegones de Gurumelos”, del nervense José Francisco Parcial Sorribas. Y es que como dice Miguel Cabañas en El arte español del siglo XX: una perspectiva al final del milenio, en la pintura de José Francisco Pascual se reflejan constantemente “los aspectos artísticos de su tierra y utilizando una técnica afín a la suya, cultiva un tipo de paisaje fuertemente empastado en el que a veces no está exento el acrílico, en el que se notan las calidades matéricas“.

José Francisco Pascual Sorribas (Nerva, 1954). Desde infancia la pintura forma parte de su vida; su padre, el pintor nervense Jose Manuel Pascual Conejo, ejerce de profesor y mentor durante su infancia y juventud convirtiéndose la obra de este en fuente de inspiración para el. En 1969 decide emigrar a Suiza residiendo con su familia en Basilea (Suiza). En 1972 realiza su primera exposición junto con su padre en Basilea, de la que se hicieron eco varios documentales de la televisión suiza; sin embargo sería unos años más tarde, en 1979 cuando realizaría su primera exposición individual. En 1973 obtiene su diplomatura de Bellas Artes por la escuela de Arte y Artesania de Basilea, efectuando posteriormente cursos de litografia y carcografía. Sus viajes de estudios le llevan entonces a Italia, Grecia, Francia y también a España, donde bebe de distintas fuentes artísticas y quedando fascinado de la ciudad de Venecia y su carnaval, al que le dedicaría varias exposiciones. De esta manera, a partir de 1980 realiza numerosas exposiciones individuales y colectivas por varias ciudades europeas: Francia (Colmar y Estrasburgo) Italia (Milan y Venecia), Suiza (Berna y Basilea, Lucerna), Alemania (Rheinfelden, Stuttgart) y Austria. En España expone en la ciudad de Murcia, Sevilla y Barcelona. En 1983, recibe el Primer Premio FAEES de Lucerna (Suiza).

En 2001 retorna de forma definitiva a su pueblo natal, Nerva. En 2003, como reconocimiento y gratitud a su pueblo, Pascual decide realizar su primera exposición pictórica en la localidad. Más tarde ha ido participando en distintas muestras colectivas e individuales en los Casino de Sociedad (Círculo Mercantil, 2008 y 2010) y en el Museo Vázquez Díaz de Nerva (2007), e incluso realizó una exposición en su propia casa (Arte en Casa) en 2009. Recientemente, Pascual colaboró con la impronta solidaria La sonrisa de Lidia como ilustrador del relato de Juan Francisco Román.

El Vázquez Díaz viste sus paredes con arte póvera

El museo Vázquez Díaz ha abierto sus puertas, por primera vez en sus 15 años de existencia, al Arte Póvera que en la provincia de Huelva representa con una fuerza arrolladora y una vocación tridimensional el artista nervense, José Luis Pedrero, cuyo acto de presentación tuvo lugar en la sala de conferencias del centro de arte.

Pedrero junto a otros compañeros

Pedrero junto a otros compañeros

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, la exposición, que puede visitarse hasta el 3 de agosto, muestra una veintena de piezas, algunas de ellas de gran formato y con un peso superior a los 100 kilos, realizadas con material de desecho procedente, en gran medida, del entorno minero que rodea Nerva.

Una de las obras de gran tamaño de Pedrero

Una de las obras de gran tamaño de Pedrero

Especialmente llamativos y poderosos son los collage de pintura y escultura realizados en gran formato, que engloban en un todo una mezcla de arte, emoción, amor por la tierra, historia, arrojo, armonía, sudor, fuerza y lucha que sumergen al visitante en lo más profundo de los sentimientos humanos a golpe de honestidad.

Mujer Ácida 4. Habitante del Tinto
También merecen mención a parte la serie de Mujeres Ácidas, Habitantes del Tinto, y Causa y Efecto de la Materia y Derramé mi sangre por ti. Composiciones que cobran vida propia tras pasar por las manos de Pedrero, una vez recolectadas las semillas desechadas en campos estériles y convenientemente tratadas en su estudio para obtener el mejor de los frutos en forma de Arte Póvera.

Pedrero junto al alcalde de Nerva y el director del museo
Al acto de presentación asistieron el director del Centro de Arte Moderno y Contemporáneo Daniel Vázquez Díaz, Juan Alfonso Barba, y el alcalde de la localidad minera, Domingo Domínguez, quienes reconocieron la valentía y el acierto con los que Pedrero ha sabido convertir en arte lo aparentemente inútil y desechable del entorno minero.
Para Barba, Pedrero llegará a darnos sorpresas tan gratas o más como con la que ha debutado en el Vázquez Díaz a título individual, después de participar con éxito en varias exposiciones colectivas. “Si se cumple lo que un día dijo Pable Picasso, Pepe se convertirá muy pronto en un genio porque es un trabajador nato e incansable del arte para el que vive intensamente”, dijo.
Por su parte, Domínguez destacó la apuesta que desde el templo de la cultura nervense se está haciendo últimamente por las nuevas generaciones de artistas locales que, como Pedrero, necesitan de espacios más que dignos para mostrar todo el potencial que llevan dentro. “Ya iba siendo hora de que las obras de Pedrero pudieran admirarse en su pueblo y en su museo porque son dignas de admiración. Es importante que la gente joven tenga oportunidades para exponer y dar a conocer su enorme valía”, destacó.

un momento de la inauguración
Pedrero reconoció sus ganas de exponer en el Vázquez Díaz y no pudo ocultar su satisfacción al poder hacerlo con una exposición a la que se ha dedicado en cuerpo y alma durante el último año. “Intento hacer algo inconsciente pero intencionado. Nada es casual pero si causal. Toda obra lleva un discurso que termina profundizando en la estética y que espero sepa apreciar el visitante”, aclaró.
Este artista nervense, de apenas 40 años, comenzó su carrera de una forma autodidacta al rebufo de los primeros certámenes de pintura al aire libre organizados en Nerva hace más de 15 años, aunque también pasó por la manos del maestro Antonio León en la Escuela Municipal de Pintura, como otros tantos de jóvenes de su generación que intentan abrirse paso en este complicado mundo del arte, cada vez más materialista.
Hace un par de años, Pedrero participó con éxito, junto al artista australiano Peter Mc Glinchey, en un proyecto de la Alianza Cultural promovida por EMED Tartessus para estrechar los lazos de unión entre las localidades mineras de Riotinto (España), Broken Hill (Australia) y Banska Stiavinca (Eslovenia). De ese trabajo conjunto surgió la descomunal obra Materia en Proceso que la empresa minera cedió al Ayuntamiento de Nerva para exponer de forma permanente en un espacio público.
Aunque su éxito más reciente lo obtuvo hace tan solo unos meses en la pasada edición de la Feria Internacional del Arte, ARCO Madrid 2014, donde participó, junto a otros jóvenes artistas onubenses, en el proyecto Mina de Estrellas promovido por la Diputación Provincial de Huelva.

causa y efecto de la materia y derrame mi sangre por ti
El término arte povera (del italiano “arte pobre”) es una tendencia dada a conocer a finales de la década de los ‘60, cuyos creadores utilizan materiales considerados ‘pobres’, de muy fácil obtención, como madera, hojas o rocas, vajilla, placas de plomo o cristal, vegetales, telas, carbón o arcilla, o también materiales de desecho y, por lo tanto, carentes de valor.
Se trata de un esfuerzo por huir de la comercialización del objeto artístico, ocupando el espacio y exigiendo la intervención del público. La intención de sus seguidores es la de provocar una reflexión entre el objeto y su forma, a través de la manipulación del material y la observación de sus cualidades específicas.