Apuesta por la producción ecológica en territorio minero

La producción ecológica viable se ha convertido en uno de los principales retos que el sector agroecológico de la Cuenca Minera de Riotinto se ha autoimpuesto alcanzar a medio plazo. Esta ha sido la idea principal sobre la que han debatido jóvenes agricultores y ganaderos de la zona que asistieron ayer en Nerva a la inauguración del I Encuentro Agroecológico organizado por la Asociación de Desarrollo Rural de la comarca.

Inauguración I Encuentro Agroecológico de la Cuenca Minera_Foto: Juan A. Hipólito

Inauguración I Encuentro Agroecológico de la Cuenca Minera_Foto: Juan A. Hipólito

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, tanto el presidente del ADR Cuenca Minera de Riotinto, Juan Jesús Bermejo, como el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez, apostaron por este tipo de actividad ecológica en una tierra acostumbrada a vivir del sector minero. “Resulta sorprendente saber que en estas tierras mineras trabajan en la actualidad 66 productores con certificación ecológica”, apuntaba Bermejo, mientras Domínguez destacaba la posibilidad de explotar otras líneas de producción, como la actividad agroecológica y el turismo, más allá de la minería.

 

Expertos participan en el I Encuentro Agroecológico de la Cuenca Minera_ Foto: Juan A. Hipólito

Expertos participan en el I Encuentro Agroecológico de la Cuenca Minera_ Foto: Juan A. Hipólito

En este sentido, el antropólogo Francisco González, miembro del equipo técnico que coordina el Centro de Interpretación Etnológico Matilde Gallardo, apuesta por una producción ecológica viable en la Cuenca Minera a corto plazo. “Lo único que tenemos que hacer es creérnoslo. Es solo una cuestión de actitud porque ya hay gente produciendo en nuestra comarca de una forma ecológica y sostenible. Falta ahondar en el trabajo de sensibilización”, asegura.

 

 

En la primera jornada informativa celebrada ayer en Nerva participaron varios expertos en la materia que, entre otras cuestiones de interés, pusieron de manifiesto la importancia de alcanzar un equilibrio entre productores y consumidores que permita un desarrollo sostenible del sector agroecológico, además de una red de comercialización transparente, y un producto que conlleve un valor añadido y una certificación ecológica que lo respalde.

programa encuentro ecologico

Este encuentro se desarrollará en diferentes municipios de la comarca durante el presente mes. La próxima actividad, consistente en un taller de apicultura ecológica para productores, se llevará a cabo en El Berrocal el 14 de septiembre. A esta le seguirá la charla-taller, “Un bocado diferente”, destinada al colectivo de mujeres, prevista para el jueves 17. Otro taller de agricultura ecológica se impartirá el martes 22 en el CADE de Minas de Riotinto y el huerto de Librada. Por último, la charla-taller, “Un desarrollo diferente”, dirigida a alumnos de educación secundaria, clausurará el encuentro el jueves 24 en el IES Vázquez Díaz de Nerva.

ccEsta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

La Junta reivindica el Centro de Interpretación Matilde Gallardo y su huerto ecológico

La delegada de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente aplaude un proyecto “clave” para la transformación de El Alto de la Mesa desde la lucha contra la exclusión y la recuperación de la tradición.

Centron Interpretación Matilde Gallardo 01

Según informan desde la propia Delegación Territorial, “Nuestro medio rural tiene potencial y recursos sobrados para su di-namización socioeconómica y, por tanto, para la integración y para la fijación de su población al territorio”. Con estas palabras la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, ha puesto de ejemplo a la Asociación Matilde de Minas de Riotinto y el Centro de Interpretación Etnológico que, en el seno del histórico barrio obrero de El Alto de la Mesa, “recupera y pone el peso cultural, social y económico que los huertos tradicionales han tenido, tienen y deben seguir teniendo en la zona al servicio del desarrollo del municipio y de la Cuenca Minera de Río Tinto”.

La delegada ha hecho mención, en este sentido, a las múltiples po-sibilidades que ofrece la entidad y el Centro de Interpretación Matilde Gallardo, que, al tiempo que contribuye a la transformación social de la barriada, aportan un reclamo turístico más y una fuente de generación de riqueza, de bienestar y de mayor calidad de vida a “una comarca con una historia inagotable que se ve reflejada, como en ningún otro lugar, en su propio paisaje”. También recuerda cómo los huertos ayudaban, de un modo decisivo, a atender las necesidades básicas de la población en la no tan lejana época del colonialismo británico. “Entonces eran una pieza fundamental y hoy pueden serlo de nuevo”, ha aseverado la responsable de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Huelva.

La asociación que preside Francisco Javier González es, según la delegada territorial, “un haz de esperanza y una oportunidad”, así como una prueba de cómo “la participación y el compromiso social de los ciudadanos emergen como el mejor pilar desde el que vertebrar el futuro del medio rural, porque son ellos sus máximos protagonistas”. Sin ellos, ha continuado Josefa González Bayo, “cualquier esfuerzo de las adminis-traciones quedaría en nada, en agua de borrajas, porque faltaría ese empuje extra, esa fuerza y esa pasión de quienes conocen y quieren a su tierra”.

La oportunidad de los huertos sociales

La delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha reivindicado la oportunidad que suponen, “en estos tiempos difíciles”, los huertos sociales ecológicos, que, como antaño, se erigen en una fuente de abastecimiento y en una vía de ingresos para aquellas familias que padecen la embestida de la crisis y el paro.

Los huertos sociales –como ha recordado González Bayo- son, en definitiva, una propuesta innovadora que cumple funciones muy diversas y “trascendentales” en el ámbito municipal, desde las de tipo social (atención a la tercera edad, la discapacidad o a colectivos desfavorecidos y en riesgo de exclusión), hasta las pedagógicas (huertos escolares), las de consumo responsable (productos de proximidad en huertos profesio-nales) o, incluso, las de ocio y turísticas.

El Centro de Interpretación Matilde Gallardo

El Centro de Interpretación Matilde Gallardo, además, pone al al-cance del visitante la fisonomía de una vivienda obrera tradicional bajo un discurso expositivo enriquecido con elementos museográficos tanto artísticos, arquitectónicos, etnográficos o documentales. Un museo de “una forma de vida” que hunde sus raíces en los históricos huertos de la Cuenca Minera de Río Tinto, su pasado obrero y su legado minero-metalúrgico. Esta circunstancia cobra una mayor relevancia, si cabe, por el contexto en el que se inserta, El Alto de la Mesa, el primer barrio que se construyó en la comarca a raíz de la llegada de la Río Tinto Company Limited en el último cuarto del siglo XIX.