El tesoro de Corta Lago descubierto por Atalaya Mining se expone en el museo minero de Riotinto

El tesoro descubierto a comienzo de julio en el yacimiento de Corta Lago, propiedad de Atalaya Mining, puede visitarse ya en la sala romana del museo minero de Riotinto. El medio centenar de monedas de plata y oro que podrían datarse de finales del siglo I d.C. y de principios del II d.C. se muestran en una urna de cristal sobre tapete rojo, custodiadas por las esculturas romanas de Claudio y Livia.

 

EL TESORO

Denarios de plata y áureos forman parte del conjunto del tesoro. Foto: Juan A. Hipólito

 

Según informa Juan A. Hipólito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Información, la presentación en sociedad del hallazgo arqueológico no ha podido tener mejor escenario. Bajo el acrónimo SPQR, Sentaos Populusque Romanus (Senado y Pueblo Romano), la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Carmen Solana y el presidente de Honor de la Fundación Atalaya Riotinto, Ramón César Buschek, se esmeraban esta mañana en dar todo tipo de explicaciones ante la atenta mirada del personal del museo y la curiosidad de los visitantes.

 

El tesoro se expone en la sala romana del museo

El tesoro se expone en la sala romana del museo minero de Riotinto. Foto: Juan A. Hipólito

 

César ha presentado el hallazgo como un hito en la arqueología de esta zona minera y augura nuevos descubrimientos. “Sentimos una gran satisfacción al poder presentar en sociedad este descubrimiento arqueológico y pensamos que no será el último. Si ahora mismo no estuviéramos explotando las minas de Riotinto esto no hubiera sido posible. Tesoros como este se quedarían dormidos para siempre y con la actividad minera tenemos la posibilidad de que afloren hasta nuestra época”, comenta.

 

Representantes de la Administración, empresa y museo posan con el tesoro

Mantecón, Solana, César e Iglesias posan junto al tesoro. Foto: Juan A. Hipólito

 

Por su parte, Solana ha destacado la disposición de la empresa a colaborar con la Administración andaluza en la consecución de este tipo de descubrimientos y la preocupación mostrada en todo momento por la conservación del patrimonio, la investigación y su puesta en valor. “Han consolidado y restaurado otros muchos elementos desde que esta zona fue declarada Bien de Interés Cultural, BIC, de entre los que podemos destacar los trabajos realizados en la necrópolis romana de La Dehesa. Ahora, Este descubrimiento abre un campo a la investigación muy interesante y nuevas posibilidades por descubrir”, destaca.

 

Las esculturas de Claudio y Livia custodian el tesoro

El tesoro custodiado por las esculturas de Claudio y Livia. Foto: Juan A. Hipólito

 

El director de la intervención arqueológica, Luis Iglesias, maneja la hipótesis de que el tesoro perteneciera a algún ciudadano adinerado que lo escondiera para protegerlo ante la inestabilidad política y social que el Imperio Romano vivía en la etapa del emperador Lucio Aurelio Cómodo Antonino.“Normalmente por aquella época se operaba con monedas de bronce pero estas son de plata y oro, concretamente denarios de plata de Vespasiano y áureos de Trajano, de ahí que pudieran pertenecer a alguna persona relativamente rica. Su valor metálico y científico son incalculables”, aclara.

 

El arqueólogo explica los pormenores del descubrimiento a la prensa

El arqueólogo Luis Iglesias atiende a los medios. Foto: Juan A. Hipólito

 

Para Iglesias, que ha contado en la intervención arqueológica con la colaboración científica del profesor de la Universidad de Huelva, Aurelio Pérez, estamos ante la punta de un iceberg a punto de salir a flote. “Se trata de un proyecto amplio y muy ambicioso que evidencia la sensibilidad que tiene la empresa minera para con el patrimonio de la zona y que, sin duda, dará nuevos resultados”, auguró.

 

El museo minero de Riotinto podrá exponer de forma temporal este descubrimiento de incalculable valor hasta que Cultura tome una decisión en firme sobre su destino final. Por el momento, goza ya de un lugar privilegiado en la sala romana dedicada al primer gran período de explotación de las minas de Riotinto, entre multitud de objetos de la cultura material generada durante este período, desde la cerámica común hasta los distintos tipos de enterramiento, pasando por el vidrio, la joyería, las herramientas mineras, vestigios religiosos, etc.

 

 

cc
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s