Los tres equipos en los que jugó Juanín le recordarán el viernes en Nerva

Los equipos filiales del Real Betis Balompié y Córdoba CF participarán, junto al recién ascendido a Regional Preferente, Nerva CF, en el triangular que se disputará este viernes en el Complejo Municipal Deportivo Antonio Galindo en homenaje a Juan García, Juanín, uno de los mejores jugadores de la historia que ha visto nacer la cercana cuna del fútbol español en la localidad minera.

327530_g

 

Según informa Juan A. Hipolito para Onda Minera RTV Nerva y Huelva Informaci´on, Juanín, como se le conocía por su apodo futbolero, fallecía a finales de marzo del año pasado a los 72 años de edad en la Córdoba donde triunfó durante la década de los 60’, tras pasar fugazmente por el CF Extremadura y debutar como jugador profesional con el Betis B con tan solo 17 años, procedente del Nerva CF.

 

Al año siguiente de llegar al club del Arcángel,  se convirtió en uno de los grandes artífices del primer ascenso a Primera División, conseguido en Huelva. Fue también el autor del primer gol que el equipo blanquiverde anotó en esa categoría, al Real Valladolid.

 

Durante la temporada 64-65, colaboró decisivamente en la mejor clasificación del conjunto cordobés en su historia cuando, entrenado por Ignacio Eizaguirre, terminó quinto en la tabla. No perdió un encuentro como local durante todo el año y su equipo apenas recibió un par de goles en casa. Jugaba de centrocampista y jamás fue amonestado en toda su carrera deportiva. Aún hoy en día, después de tantos años, continúa siendo el máximo goleador del equipo cordobés con una cincuentena de tanto en su haber.

 

Además, formó parte de la plantilla que alcanzó en 1965 las semifinales de Copa del Rey, donde cayó ante el Athletic de Bilbao. En la temporada 69-70, después de diez años de completa dedicación a su equipo, Juanín se retiró como futbolista, dejando su semilla en la Escuela que fundó junto a Diego Moreno, la primera de la ciudad, en 1985.

juanin en el bernabeu

Su hijo Juan Alfonso García jugará unos minutos con cada una de las camisetas que su padre defendió a lo largo de su carrera futbolística. Pero, sobre todo, lucirá con orgullo la del número 8 que mitificó en Córdoba hasta el punto que ningún jugador la vuelto a vestir tras su fallecimiento.

 

Emocionado, García recuerda como, en el reciente ascenso del Córdoba a Primera, el teléfono no cesaba de sonarle para comentar lo mucho que Juanín hubiera disfrutado el ansiado regreso a la élite del fútbol español. “Tal y como se sucedieron los acontecimientos en ese emocionante partido de vuelta ante Las Palmas, nadie duda que Juanín intercedió por el Córdoba desde el cielo, dando el último empujón a ese balón que llegó al fondo de las redes en el último suspiro de partido”, comenta con la voz entrecortada.

 

García no tuvo la suerte de ver jugar a su padre porque cuando el tenía apenas dos años Juanín colgaba las botas para convertirse en mito e ídolo permanente de la afición cordobesa. Pero quienes si lo disfrutaron en el terreno de juego se han encargado de transmitir su legado futbolístico. “Me cuentan que era uno de esos jugadores totales, al estilo de Di Stéfano. Estaba en todas partes. Controlando en todo momento la situación. Goleador a pesar de no ser delantero”, destaca.

nerva

Juanín era un enamorado del balompié, como todos sus hermanos futboleros como él, y amaba su tierra y sus raíces hasta el punto de no faltar a ninguna de las citas que sus amigos nervenses organizaban cada verano por las fiestas de agosto en la localidad minera.

 

El Ayuntamiento de Nerva le tributó el año pasado un más que merecido homenaje al concederle a título póstumo el Galardón Torre de Nerva, junto a sus hermanos Manuel y Ramón, magníficos jugadores de fútbol que, como Juanín, llegaron a demostrar su valía en equipos como, Recreativo de Hueva, Betis, Sevilla y Córdoba.

 

Manolo, el mayor, jugó en el Nerva C.F., llegando a fichar por el Recreativo de Huelva, donde militó hasta mediados de los años cincuenta. Amante del fútbol, igual que sus hermanos, se enorgullecía de haber jugado ante el mítico Campanal, todo un prodigio de aquella época. Ramón, “Ramoncito”, también tuvo oportunidad de jugar en el decano del fútbol español, además del Sevilla C.F., Real Betis Balompié, Cádiz y Baleares. Pero fue, sobre todo, Juan, “Juanín”, el menor de los tres, quien más alegrías dio en esto del balompié.

 

Hace algo más de diez años, La Peña Madridista de Nerva, “La Garza Blanca”, tributaba un más que merecido homenaje a los Hermanos García, el mismo que hace un año le tributó el pueblo de Nerva.

 

La entrada para ver el triple encuentro que los equipos de los amores de Juanín disputarán entre si este viernes en su honor a partir de las 19:30 horas en el Complejo Municipal de Deportes Antonio Galindo de Nerva tendrá un coste único de 3 euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s