Se busca presidente para la segunda sociedad más antigua de España

La sociedad Centro Cultural de Nerva, segunda más antigua de España, tendrá que buscar en el plazo de 15 días nuevo presidente y junta directiva que se hagan cargo del centenario casino tras la dimisión de sus actuales responsables en la última asamblea general extraordinaria.

Los tres miembros dimitidos de la Junta Directiva

Los tres miembros dimitidos de la Junta Directiva

Según informa Juan A. Hipólito, director de Onda Minera RTV Nerva y corresponsal de Huelva Información, a la decisiva reunión, en la que se debatió la situación económica por la que atraviesa la sociedad y a la que asistieron tan sólo tres de los ocho directivos con los que cuenta la junta (el presidente, Salvador Prado; el vicepresidente-secretario, Antonio Prado y el tesorero, Salvador Balbuena), acudieron una treintena de socios de los más de 500 con los que cuentan.

Antes de poner su cargo a disposición de la asamblea, Prado explicó que, “de seguir decreciendo el número de socios al ritmo que vamos (50 bajas al año), muy pronto no podremos hacernos cargo de las mensualidades que genera la hipoteca de 192.000 euros a la que el Centro Cultural está lastrado hasta el 2025. No es que estemos en números rojos pero cada vez salen las cuentas más justas y tenemos que hacer algo antes de que sea tarde”, asegura.

En poco más de un año de mandato, Prado ha conseguido reducir determinados gastos fijos a los que mensualmente tiene que hacer frente la sociedad, desde los recibos de la luz y el agua, hasta el teléfono, pasando prensa, limpieza y mantenimiento. Pero no ha logrado frenar la sangría de socios que han ido dándose de baja durante los últimos meses poner distintas razones: crisis, paro, incremento del 20 % en el servicio de repostería en terraza, apatía generalizada, uso de las dependencias de otras personas que no son socios, por poner algunos ejemplos.

Antes de confirmar de forma irrevocable su renuncia al cargo, Prado tomó nota de algunas de las sugerencias y propuestas que los socios le pusieron encima de la mesa para salir de la situación actual en la que se encuentran. A juicio de estos, la solución pasa por distintas acciones a acometer en el plazo más breve posible: solicitar ayuda a las administraciones públicas; una subida de cuota (en la actualidad pagan 6 euros y no se sube desde hace 15 años); venta de parte del patrimonio pictórico (hubo quien propuso la venta del famoso autorretrato de Vázquez Díaz, cuestión a la que se opusieron muchos socios); refinanciación de la deuda con la intención de alargarla al máximo número de años y la menor cuota posible; contratación de un conserje que regule el acceso, uso y disfrute de los servicios de la sociedad; dotar de mayor contenido cultural y nuevas propuestas atractivas a la sociedad con el fin de atraer a nuevos socios, etc.

Lo cierto y verdad es que, para la mayoría de los socios, la situación por la que atraviesa el Centro Cultural es fiel reflejo que lo que pasa en la sociedad local, donde cada vez hay menos personas interesadas en asumir ciertas responsabilidades públicas, sobre todo jóvenes, y las que finalmente acceden lo hacen porque se sienten obligadas o tienen algún lazo familiar que les impide dar una negativa por respuesta, como fue el caso del dimitido presidente.

En 15 días se sabrá si el Centro Cultural de Nerva apuesta por mirar con decisión y determinación al futuro o se queda anclado en los alarmantes niveles de apatía generalizada en los que parece estar sumido. Prado duda mucho que en la próxima asamblea, a celebrar en dos semanas, con el único punto en el orden del día de Presentación de Candidatura para Elección de Presidente, se presente algún socio dispuesto a asumir el reto. Veremos.

La asamblea del Centro Cultural

La asamblea del Centro Cultural

 La opinión del experto

El sociólogo y coordinador del grupo AZ Azoteas, Miguel Mojarro, en su última visita a Nerva, hace unas semanas, con motivo de la presentación del libro “Casinos de Huelva” en el Museo Vázquez Díaz, tomó su último café en la localidad minera con los amigos, con los directivos de los dos Casinos y con la espléndida compañía de cuadros increíbles en las paredes. “Fue en el Casino del Centro, el que emigró desde la plaza del Triángulo para ser vecino del magnífico Mercado de Abastos. Ese Casino que me asombró la primera vez por sus espacios y por ser la casa de las mejores pinturas, los mejores libros y las mejores setas del Sur”, recuerda.

Pero hoy me toca la fibra sensible la convocatoria de una asamblea general, para afrontar el duro trance económico de la supervivencia, amenazado por esa indigna figura de la hipoteca.

Ante la última asamblea celebrada, Mojarro comenta para Onda Minera RTV Nerva que, “desde mi atalaya de sociólogo que lleva cinco años profundizando en temas de casinos de Huelva, las sensaciones son múltiples, encontradas y de impacto”.

Para el sociólogo, evidentemente, un casino, como entidad privada, puede hacer de su capa un sayo y de su vida almoneda. Pero un casino se debe a su ciudad, de la misma forma que la ciudad debe parte de su historia al casino. “Pero el Casino del Centro no sería tal, si no estuviera en Nerva. Y Nerva no tendría algunas páginas de su Historia sin el Casino del Centro. Nerva no debe olvidarlo. Ni el Casino del Centro tampoco. Y no es mal momento para reflexionarlo”, añade.

Mojarro recuerda que el Casino del Centro tiene un patrimonio irrepetible: “Su magnífica biblioteca, hija de los afanes culturales de los socios en su momento; sus paredes, convertidas en museo admirable de obras de arte, que son hijas de pintores que nacieron en Nerva o que llegaron a ella atraídos por su color; el sonido de su piano, que acompañaba bailes y actos, avivado por los dedos únicos del Maestro Rojas; las salida y regresos de ese grupo con afanes micológicos, que sale a los cerros con las cestas vacías y regresa con la satisfacción bien llena; y más … Porque un patrimonio de un casino como el del Centro, da para escribir, para disfrutarlo y para sufrirlo”.

Por último, el sociólogo destaca que, el Casino en sí mismo, ya es un patrimonio antropológico importante. “Un patrimonio que es de los socios, pero sería Nerva quien sufriría las consecuencias de su desaparición. Nerva no debe permitir que un casino como el del Centro sucumba bajo el peso de la indigna hipoteca. Nerva debería volcarse para impulsar una de las joyas de la provincia de Huelva: El Casino del Centro”, concluye.

Anuncios

Un pensamiento en “Se busca presidente para la segunda sociedad más antigua de España

  1. Pingback: El Centro Cultural de Nerva espera hoy nueva candidatura para su presidencia | Onda Minera RTVN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s