Señalan en Nerva la fosa común más grande de la provincia onubense

El vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, inauguró ayer la señalización como Lugar de Memoria Histórica de la fosa común del cementerio de Nerva en la que se estiman pueden haber sepultadas entre uno y dos millares de víctimas de la barbarie provocada por la sublevación militar que acabó con la II República y derivó en la Guerra Civil del ’36.

 

Señalización Fosa Común Cementerio Nerva

Señalización Fosa Común Cementerio Nerva

 

Al acto asistieron también: el Delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, José Fiscal; el director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Luis Naranjo; el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez; numerosos representantes de colectivos sociales y vecinos a título particular.

 

Valderas, destacó la puesta en valor de los objetivos que en materia de Memoria Democrática y recuperación histórica se está llevando a cabo desde la administración regional. “Habrá nuevas ocasiones para dejar constancia de los años bárbaros vividos en esta provincia a manos del fascismo. Nerva fue el último pueblo en caer y por eso es el primero en ser homenajeado”, dijo.

Junto con los fusilamientos sumarios de la época, continuó la imposición de la muerte civil y la represión de miles de vecinos que eran sometidos a cárcel, tortura, exilio o represión social y laboral. “Se trataba sin duda de uno de los intentos más duros del fascismo por desterrar de los corazones de los nervenses cualquier intención de rebeldía. Algo que hoy con orgullo podemos afirmar que no lograron”, recordó Valderas.

El vicepresidente de la Junta también tuvo palabras de recuerdo para la columna minera que hace 77 años salía en dirección a Sevilla para defender a la II República del golpe militar que sumió a España en una  dictadura oscura que se prolongaría irracionalmente durante 36 años. “Iban a defender la legalidad republicana y fueron asesinados a la entrada de la ciudad  por traición del comandante Haro Lumbreras.  Esa marcha es muestra de  solidaridad y creencia en los ideales de la justicia social que sólo podemos comprara con la solidaridad expresada por las Brigadas Internacionales que acudieron en auxilio de la República”, dijo.

Para Valderas, reconocer los Lugares de la Memoria de Andalucía que existen en la provincia de Huelva, y comenzar a hacerlo aquí en Nerva manifiesta el compromiso del Gobierno andaluz no sólo con el pasado como pueblo, sino del futuro de lucha como andaluces, en defensa del Estatuto frente al neoliberalismo y las políticas que hoy la mayoría social padece. “Por ello debemos reconocer el trabajo realizado por el primer Ayuntamiento democrático nervense después de la dictadura franquista, presidido por Ricardo Gallego, que adecentó la fosa común que hoy señalizamos como Lugar de la Memoria y  puso las primeras placas de reconocimiento a los nervenses asesinados por el franquismo”, reconoció.

En Nerva se sitúa la fosa común más grande de las 120 contabilizadas en Huelva, la segunda provincia con mayor número de fosas de Andalucía tras Sevilla con 130. Se encuentra en el interior del cementerio municipal y ocupa todo el muro de la fachada principal, de extremo a extremo, dejando la puerta de entrada en el centro. En este lugar, muchos vecinos han rezado y presentado sus respetos durante años mirando al muro porque allí sabían que se encontraban los familiares asesinados de gran parte de la Cuenca Minera.

Desde el momento en que se sepultó al último de los caídos, la fosa sigue intacta a la espera de que algún día se habrá un proceso de exhumación que, por su extensión y número de víctimas, se convertiría en el más importante de Andalucía.

Mientras tanto, para el recuerdo quedan grabadas a fuego y sangre cientos de historias humanas que no deben caer en el olvido, como la que protagonizan las víctimas de las tres cruces existentes en una de las fosas en honor a: Luis Ruiz, Administrador de Correos; Arturo Albarrán, director de la emisora de radio local, y la niña de dieciséis años, Catalina Ramallo, que cometió el pecado de vestirse de virgen en una obra de teatro.

Para el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez, más allá de la tristeza y la tragedia que pudieran representar estas fosas y los muros que las contienen, para los nervenses son un monumento vivo a la memoria de aquellos héroes, de aquellas personas que entregaron su existencia en pro de la democracia y la libertad, y a los que su pueblo estará eternamente agradecido y rendirá eterno homenaje. “Nervenses de nacimiento o adopción que descansáis bajo esta dura tierra transformada por la mano del hombre, vuestro sacrificio no será en vano y permaneceréis para siempre en la memoria inalterable de todos nosotros”, gritó el primer edil ante las fosas.

Numerosas personas acuden a la señalización de la fosa común de Nerva

Otras medidas por cumplir

Desde la Coordinadora Cuenca Minera del Río Tinto para la Memoria Histórica saludaron, con gratitud, la iniciativa de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía. Pero aprovecharon la ocasión para recordar que aún quedan asuntos pendientes por resolver en relación a esta fosa.

En el pleno del Ayuntamiento de Nerva, celebrado el 20 de noviembre de 2008, monográfico sobre Memoria Histórica, se aprobaba por unanimidad una moción conjunta de los grupos políticos PSOE e IU, a propuesta de la mencionada Coordinadora, en la que se recogía la realización de diferentes acciones a acometer en la fosa común de Nerva.

 

El Ayuntamiento se comprometía a: la protección de las fosas; permitir y colaborar con la Coordinadora para realizar catas con estudios de georradares, que determinen el número de cuerpos que existen en las fosas; permitir y colaborar con la Coordinadora y los familiares de las victimas para la exhumación de los cadáveres; además en cuantas obras se realicen en el cementerio municipal, (proyecto de ampliación) tendrá en cuenta las fosas comunes y el deseo    de muchos familiares de víctimas de exhumar sus cuerpos.

Excepto la protección y adecentamiento de la fosa, ninguno más de los acuerdos se ha cumplido. “Entendemos las dificultades de todo orden, tanto municipal como supramunicipal que obstaculizan su cumplimiento, pero no debemos cejar en el empeño de resarcir la legítima demanda que hoy nos reúne aquí de nuevo”, aseguraron.

En el mencionado pleno se aprobaron también otras señalizaciones, también incumplidas, que la Coordinadora se encargó de recordar: la reconstrucción de la plaza de los caídos; monumento dedicado a los mineros de la columna que se proyecta realizar en “la Pañoleta” y llevar a cabo cuantas gestiones sean necesarias para propiciar su réplica en un lugar de Nerva; rehabilitación de la fuente del valle la cuenta, valorada en 793’26 € y a su señalización como “monumento de la memoria”. “Ninguno de estos proyectos se han hecho realidad casi cinco años después”, recordaron.

2 pensamientos en “Señalan en Nerva la fosa común más grande de la provincia onubense

  1. Pingback: Inician la apertura de las fosas comunes de Nerva tras permanecer más de 80 años intactas | Onda Minera RTV Nerva

  2. Pingback: La Junta destina más de 21.000 euros a los trabajos para localizar y delimitar la fosa común del cementerio de Nerva | Onda Minera RTV Nerva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s