La Comarca del Río Tinto conmemora el 125 aniversario del año de los tiros

Informativo monográfico sobre los actos celebrados en Nerva

La Cuenca Minera de Riotinto ha rendido hoy un más que merecido y emotivo homenaje a los vecinos que el 4 de febrero de 1888 perdieron su vida, a manos de los fusileros del Regimiento de Pavía, cuando se manifestaban pacíficamente en defensa de una mejor calidad de vida para los habitantes de la comarca, cada vez más deteriorada por culpa de las calcinaciones de mineral al aire libre realizadas por la todo poderosa Riotinto Company Limited, que explotaba con mano de hierro las minas de la zona.

La Placa conmemorativa de la nueva avenida 4 de febrero de 1888

La Placa conmemorativa de la nueva avenida 4 de febrero de 1888

El delegado territorial de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Vicente Zarza, acompañado por el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez, y varios ediles de la Corporación Municipal, se ha encargado de inaugurar en la localidad minera una calle con la fatídica fecha, conocida por El Año de los Tiros, que el pleno de la Corporación Municipal aprobó por unanimidad en su última sesión ordinaria.

Inauguración de la Avenida 4 de febrero de 1888 en Nerva

Inauguración de la Avenida 4 de febrero de 1888 en Nerva

La nueva vía, que une el IES Vázquez Díaz y el apeadero de autobuses de la localidad minera, en la conocida zona de El Punto, se encuentra rodeada de escorias mineras, desde donde partían cientos de mineros nervense en dirección a la localidad vecina de Riotinto para trabajar en las minas.

En este lugar, pasado y presente se dieron la mano ayer para valorar una causa justa 125 años después. Una joven estudiante se encargó de dar lectura a un manifiesto institucional con el que una de las comarcas más deprimidas de la provincia de Huelva volvió a poner de relieve su historia.

Manifiesto de reconocimiento

La Comarca Minera del Río Tinto se encuentra colmada de heroicos y en algunos de los casos, trágicos acontecimientos que han ido tiñendo de dolor y sangre las principales páginas de esta historia, a la vez que la han dotado de un indudable y diferenciador carácter reivindicativo. ”Estos acontecimientos han ido labrando, generación tras generación, un carácter inusual y aguerrido en los mineros de esta tierra”, aclaraba la joven estudiante al comienzo del manifiesto.

En este contexto, es necesario destacar, como a partir de la compra de las minas de Riotinto por parte de una Compañía inglesa al Estado español en 1873, aumentaron las calcinaciones al aire libre para separar el cobre del azufre y de la escoria. Un método que creaba una gran “manta” de humos sulfurosos muy nocivos para la salud y para la agricultura de la zona. “Las consecuencias llegaban a afectar a las propias labores de los mineros puesto que las emisiones tóxicas suponían las pérdidas de jornales y la paralización en el desarrollo de las tareas mineras”, continuaba la joven con su relato.

Son precisamente estos condicionantes el punto de inflexión para un desgraciado, a la vez que épico, suceso que llega a su momento crítico el 4 de febrero de 1888, cuando una gran manifestación compuesta por mineros y vecinos de la comarca fue reprimida y masacrada en la Plaza de la Constitución del pequeño pueblo de “La Mina” por el regimiento de Pavía que abrió fuego sobre los manifestantes.

Pero las repercusiones del mismo no acabaron ahí. La empresa haría una exhaustiva investigación de los hechos con el objetivo de determinar quienes habían participado en el conflicto. “Muchos heridos que nunca llegaron a acudir a los servicios sanitarios, intentando evitar ser descubiertos, fallecieron por esta causa”, recordaba.

Hoy se cumple el 125 Aniversario de estos desgraciados acontecimientos. “Una triste efeméride en torno a la cual nos damos cita hoy, para recordar a aquellos que sacrificaron su vida en la defensa de nuestro entorno natural, la salud de los habitantes de la comarca y el propio trabajo en el campo y la mina”, aclaraba.

Un movimiento abanderado por sindicalistas como Maximiliano Tornet y la propia Liga Antihumista. Una auténtica cruzada en contra de la todopoderosa Riotinto Company Limited en la que participaron unas 12.000 personas entre mineros, agricultores, mujeres y niños procedentes de todos los rincones de nuestra tierra. “El esfuerzo y el sacrificio de nuestros antepasados, aquel 4 de febrero de 1888, no sería en vano, pues los hechos fueron de tal transcendencia que incluso llegarían a las Cortes donde los Diputados dedicaron varias sesiones al tema”, continuaba el relato de la joven.

Finalmente el 29 de febrero de 1888 el Ministro de la Gobernación, José Luis Albareda, firmaría un Real Decreto en el que se prohibían las calcinaciones al aire libre aunque el final efectivo de las teleras no se produjera hasta varios años después.

A más de un siglo de aquellos acontecimientos, estos hechos siguen estando muy vivos para los vecinos de esta comarca, pues son una muestra clara y palpable del valor y el coraje que guío cada una de las acciones reivindicativas de los hombres y mujeres de esta tierra. “Hoy en día, los descendientes de aquellos abnegados mineros, enarbolamos orgullosos su inigualable legado y es a sus legítimos herederos, a los que corresponde seguir apostando por esta tierra, transmitiendo orgullosos sus sacrificios a las futuras generaciones, evitando condenarlos al olvido y naturalmente rindiendo todos los tributos y homenajes que seamos capaces de acoger en nuestras humildes, pero a la vez, ambiciosas manos”, concluyó la joven entre los aplausos de los asistentes.

La Corporación Municipal de Nerva en la recién inaugurada avenida 4 de febrero de 1888

La Corporación Municipal de Nerva en la recién inaugurada avenida 4 de febrero de 1888

Amplio programa de actividades

La jornada conmemorativa en Minas de Riotinto la iniciaron los alumnos del CEIP Virgen del Rosario con una repoblación forestal de especies autóctonas en la zona. Seguidamente, estos mismos alumnos, acompañados por la alcaldesa, Rosa Caballero y varios ediles de la Corporación Municipal, llevaban a cabo una ofrenda floral en memoria de los caídos aquel fatídico día. Poco después, ante el monumento a los caídos en el Año de los Tiros, un vecino de la localidad minera daba lectura al poema, Canción triste del 4 de febrero, de Juan Delgado.

Informativo monográfico sobre los actos celebrados en Minas de Riotinto

Estos más que emotivos actos se complementaron, entre otros actos, con sendas conferencias, a cual más interesante, ofrecidas por las profesoras de la Universidad de Huelva, Dolores Ferrero y María Antonia Peña sobre el choque de intereses, el conflicto de las calcinaciones y sus repercusiones en la vida política provincial.

La profesora María Dolores Ferrero junto al alcalde de Nerva y el concejal de Cultura

La profesora María Dolores Ferrero junto al alcalde de Nerva y el concejal de Cultura

Ponencia ofrecida en Riotinto por Dolores Ferrero

Por la tarde, en Nerva, Ferrero volvía a ofrecer otra interesante conferencia en el salón de actos del museo Vázquez Díaz sobre las causas que provocaron tal aberración, bajo el título: 4 de febrero de 1888: la primera huelga minero-agrícola de la historia. Causas, desarrollo y consecuencias de la misma”.

Conferencia de Dolores Ferrero en Nerva

Tras la ponencia, el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo abría sus puertas para mostrar una exposición monográfica de óleos del artista nervense Antonio Romero Alcaide, seguramente el pintor que mejor ha sabido escenificar el entorno de la época y los sucesos acontecidos durante aquella fatídica tarde, así como de varias reproducciones fotográficas de la época. La muestra permanecerá abierta hasta el 31 de mayo.

Visitantes ante la obra de Romero Alcaide sobre la masacre del 4 de febrero de 1888

Visitantes ante la obra de Romero Alcaide sobre la masacre del 4 de febrero de 1888

 

 

El museo Vázquez Díaz expone una muestra dedicada al Año de los Tiros

El programa de actos culturales se complementó con sendas actividades lúdicas celebradas en ambas localidades mineras durante todo el fin de semana. En Nerva con una ruta de senderismo que atravesó las antiguas zonas mineras hasta llegar a la zona donde se encuentran ubicadas las últimas “teleras” de la época. Y en Riotinto, con la proyección de la película, El Corazón de la Tierra, basada en la novela homónima del escritor riotinteño Juan Cobos Wilkins, dirigida por el onubense Antonio Cuadri que narra los hechos acontecidos durante aquel luctuoso 4 de febrero de 1888.

Reportaje gráfico sobre los actos celebrados en Nerva

Jornada de senderismo por las antiguas teleras

Jornada de senderismo por las antiguas teleras

Anuncios

2 pensamientos en “La Comarca del Río Tinto conmemora el 125 aniversario del año de los tiros

  1. Pingback: 126 años de los tiros de Riotinto | Onda Minera RTVN

  2. Pingback: Conmemoran el 130 aniversario del Año de los Tiros en Riotinto - Juan A. Hipólito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s